GuidePedia

Foto: InfoTec - Realicó

La máquina que se encontraba trabajando en un campo al oeste de la localidad, en minutos fue consumida en su totalidad por las llamas sin que los trabajadores pudieran hacer nada por impedirlo. 

Minutos antes de las 16 horas se declaró un incendio en un cosechadora que estaba recolectando un lote de soja al oeste de Adolfo Van Praet, unos dos kilómetros al norte de la ruta nacional 188, a la altura del kilómetro 462. El establecimiento es propiedad de la familia Guinda. 

La máquina pertenece al contratista realiquense Fabio Viglianco, quien en el momento del incidente se encontraba operando la maquinaria. La misma se trata de un Massey Ferguson 34. 

PUBLICIDAD




Viglianco relató que venía trillando con normalidad, llevaban hechas unas 20 hectáreas del lote cuando de repente un indicador marcó temperatura, por lo cual de inmediato detuvo la máquina y al dirigirse a la parte superior a revisar ya advirtió abundante fuego saliendo de la zona del motor, de inmediato buscó un matafuegos de importantes dimensiones que llevaba en la escalera de la cabina, y procedió a atacar el fuego, pero las llamas pudieron más y sus esfuerzo fueron infructuosos, gastó toda la carga sin éxito, ya la sentencia de muerte para la máquina estaba firmada. 

Incluso el tractorero y otros operarios que de inmediato se acercaron para brindarle ayuda afirmaron que “fue impresionante, la máquina se quemó en minutos, explotaba todo, volaban los vidrios de la cabina, reventaban las cubiertas, fueron minutos…”. 

PUBLICIDAD




El dueño del sembrado afirmó que “fue increíble la velocidad con que se quemó, llegué y se veía fuego en la parte superior pero en un par de minutos ardía la máquina completa, yo saqué el matafuegos de la camioneta, pero ya ni te podías acercar de la temperatura, los bomberos llegaron rápido pero esto no dio tiempo a nada…” 

Paradójicamente el propietario nos contaba entre amargado y sorprendido que hacía un par de semanas que la había adquirido y éste era el primer lote que hacía, la estaba estrenando, era usada pero estaba en muy buenas condiciones, incluso afirmó que estaba totalmente limpia, no se explica qué sucedió. 

Los Bomberos Voluntarios de Realicó concurrieron con dos dotaciones en sendas autobombas para contar con buen abastecimiento de agua, debieron no solo controlar el fuego de la máquina sino también la soja, dado que las llamas habían comenzado a propagarse por la oleaginosa aún sin trillar, impulsadas por el fuerte viento del sector noreste.



InfoTec Realicó

Espacio Publicitario






 
Top