GuidePedia

Foto: La Arena

El intendente Altolaguirre dijo que intentarán dialogar con las 30 familias que se instalaron en el lugar para que se retiren. Pero si el diálogo no prospera, buscará la vía judicial.

El intendente Leandro Altolaguirre anticipó este lunes que buscarán el desalojo del asentamiento "El Nuevo Salitral", ubicado en la manzana delimitada por las calles Duval, Nequén y Niñas de Ayohuma, a unos 300 metros del Megaestadio. Allí hay ya unas 30 familias en terrenos municipales y que también reclama un privado.

"Se está analizando proceder legalmente, previamente invitando a retirarse. Sabemos las necesidades que tienen, pero lo que realizaron los va a perjudicar tanto para la posibilidad de acceder a una vivienda por el IPAV o por las áreas de Desarrollo Social", dijo el jefe comunal en declaraciones a la prensa.

PUBLICIDAD





-¿Les van a pedir que se vayan?

-Exacto. Porque además hay otro problema: esos terrenos son inundables. Es una zona que hay partes privadas y partes que son públicas. El municipio fue comprando con el fin de evitar asentamientos de población por las características que tiene. Son zonas inundables donde no podés hacer un pozo ciego o una red de agua porque tenés la napa ahí.


-¿Van a ir a la Justicia?

-Lo primero es tratar de evitar lo judicial invitándolos a retirarse. Uno entiende los problemas y la necesidad de tener un hogar. Pero el lugar que ocupan va más allá de esa situación de necesidad. No es un lugar para ir a vivir. Además de no ser de ellos, no es seguro.

-¿Cómo van a hacer teniendo en cuenta que ya hay 30 familias?
-Uno tiene que ayudar, pero cuando la gente está dentro de los parámetros de diálogo. La idea es poder encauzar todo.

PUBLICIDAD




El asentamiento.

Desde hace algunas semanas, un grupo de familias de distintos puntos de la ciudad ocupó esa manzana completa al norte de la ciudad. Limpiaron el terreno (era un basural) y colocaron carpas, armaron ranchos y algunos hasta viven en la carcaza de un auto abandonado. 

Cuando se hizo pública la situación, llegaron más: es que la falta de trabajo, de vivienda o la imposibilidad de pagar alquileres llevó a la mayoría a tomar esa decisión.

Durante los últimos días pidieron y recibieron donaciones de frazadas, cobijas y leña para calefaccionarse. Hoy hubo una olla popular y estuvieron acompañados por agrupaciones sociales y políticas como el Frente Peronista Barrial y Lealtad Peronista.

En principio, según averiguaron en Castastro, se trataría de terrenos fiscales que figuran como una "chacra municipal". 

Pero también un vecino de la zona, que vive en Suipacha y Mendoza, se presentó para amenazarlos con un abogado bajo la excusa de que estaría tramitando la propiedad veinteañal.

El Diario LP

Espacio Publicitario





 
Top