GuidePedia

= Foto Ilust.: WEB = 
La Sociedad Rural del Departamento de Quemú Quemú se mostró en «alerta» ante un nuevo caso de abigeato en un campo de Miguel Cané. Denunció públicamente que un productor rural de la zona sufrió la matanza de dos novillos de 330 kilos cada uno durante la madrugada de este martes.



«Este es el cuarto caso que ocurre en la zona en muy poco tiempo. En menos de un mes fueron tres los productores», denunció públicamente.



PUBLICIDAD



En esta oportunidad el ilícito de registró en el campo Orden, propiedad de Jorge Seisdedos, a cuatro kilómetros al sur de Cané sobre la ruta provincial 10.

Según explicaron, los deliencuentes ingresaron al lote donde estaban los novillos a través de un campo vecino. 



PUBLICIDAD



«Cortaron los alambrados, abrieron tranqueras, mataron a los dos novillos, los carnearon y volvieron a salir por el mismo lugar dejando todo abierto», explicaron.



iTextual

Espacio Publicitario





 
Top