GuidePedia

Imagen
= Foto: WEB = 
Los duques de Sussex hicieron el anuncio este miércoles a través de su cuenta de Instagram. Indicaron que la intención es "trabajar para ser financieramente independientes". La decisión del príncipe Harry y la duquesa Meghan de renunciar a las funciones de la realeza británica significará un "duro golpe" para la familia real, según coincidieron distintos expertos británicos en temas reales.





El duque y la duquesa de Sussex provocaron una gran conmoción en la familia real y en todo el Reino Unido cuando anunciaron anoche que renunciarán a sus funciones como miembros de la realeza sin antes consultar ni a la reina Isabel II, ni al príncipe de Gales.


PUBLICIDAD



El príncipe Harry, de 36 años, y Meghan Markle, de 38, indicaron: "Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos optado por hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución".

Y agregaron: "Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes, mientras continuamos apoyando plenamente a Su Majestad, la Reina. Es con su aliento, particularmente en los últimos años, que nos sentimos preparados para hacer este cambio. Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y América del Norte, continuando honrando nuestro deber hacia La Reina, la Commonwealth y nuestros patrocinios".



PUBLICIDAD




Ver esta publicación en Instagram

“After many months of reflection and internal discussions, we have chosen to make a transition this year in starting to carve out a progressive new role within this institution. We intend to step back as ‘senior’ members of the Royal Family and work to become financially independent, while continuing to fully support Her Majesty The Queen. It is with your encouragement, particularly over the last few years, that we feel prepared to make this adjustment. We now plan to balance our time between the United Kingdom and North America, continuing to honour our duty to The Queen, the Commonwealth, and our patronages. This geographic balance will enable us to raise our son with an appreciation for the royal tradition into which he was born, while also providing our family with the space to focus on the next chapter, including the launch of our new charitable entity. We look forward to sharing the full details of this exciting next step in due course, as we continue to collaborate with Her Majesty The Queen, The Prince of Wales, The Duke of Cambridge and all relevant parties. Until then, please accept our deepest thanks for your continued support.” - The Duke and Duchess of Sussex For more information, please visit sussexroyal.com (link in bio) Image © PA
Una publicación compartida de The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el



"Este equilibrio entre los dos países nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva entidad caritativa. Esperamos compartir todos los detalles de este emocionante próximo paso a su debido tiempo, mientras continuamos colaborando con Su Majestad, el príncipe de Gales, el duque de Cambridge y todas las partes relevantes. Hasta entonces, acepte nuestro más sincero agradecimiento por su continuo apoyo", concluyen los duques, quienes en mayo pasado se convirtieron en padres de Archie Harrison Mountbatten-Windsor, que no lleva un título nobiliario.


PUBLICIDAD


La medida fue calificada por Jonny Dymond, corresponsal real y presentador de BBC News, como "devastadora" para la reina Isabel II, que apenas conocida la noticia el Palacio de Buckingham emitió un escueto comunicado, que expresaba que el anuncio era "personal" y que el palacio no lo había aprobado.

Según, Dymond, este es un nuevo golpe para la soberana británica que se suma al sufrido hace unos meses cuando debió solicitar a su segundo hijo, el príncipe Andrés, duque de York, que se retire de los deberes públicos por su relación con Jeffrey Esptein, el multimillonario acusado de pedofilia que se suicidó en la cárcel.

Para Piers Morgan, editor, periodista y presentador de televisión británica, la duquesa de Sussex abandonó a su familia, a su padre, a la mayoría de sus viejos amigos, separó a Harry de su hermano mayor Guillermo, primero en la línea sucesoria al trono, y ahora lo separó de la Familia Real.


PUBLICIDAD


"Está rompiendo nuestra familia real después de gastar el dinero público. Como contribuyente, y como monárquico, tengo derecho a tener una visión bastante negativa de esto", expresó Morgan de forma muy crítica en su perfil de la red social Twitter.

En otro mensaje, el conductor dijo: "Lady Di, que regularmente se confabulaba con los paparazzi y los periódicos para promocionarse, fue asesinada por un conductor ebrio" y que "Harry no es la única persona que perdió un padre cuando era joven".

"No le da licencia para tratar a la Reina tan terriblemente", argumentó.

También la experta en temas reales, Victoria Howard, aseguró en las redes sociales que la noticia la "sorprendió" y que "claramente esto no ha sido totalmente aceptado por la reina".

La pareja real expresó anoche en un comunicado su intención de dar un paso atrás como principales miembros de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes, sin dejar de apoyar plenamente a la reina.


PUBLICIDAD


Aseguraron que planean equilibrar su tiempo entre el Reino Unido y América del Norte, sin dejar de honrar sus deberes hacia la soberana, la Commonwealth y el patrocinio de sus fundaciones.

Según ellos, esto les permitirá criar a su hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a su familia el espacio para centrarse en una próxima etapa, incluido el lanzamiento de una nueva fundación de beneficencia.

Harry, de 35 años, hijo menor del Príncipe Carlos y de la Princesa Diana y nieto de la reina Isabel II y el sexto en la línea de sucesión al trono británico se convirtió en uno de los miembros más populares de la familia real.

En mayo de 2017 se casó con la duquesa de Sussex, una actriz estadounidense de 38 años conocida y estrella del programa de televisión "Suits", y en mayo de 2019 nació el primer hijo de la pareja, Archie.

Con esta decisión se confirman los rumores de mudanza de la pareja fuera del Reino Unido, posiblemente como consecuencia del trato que reciben de la prensa británica.


PUBLICIDAD


En varias oportunidades, el príncipe Harry, arremetió contra los medios británicos por acosar a su esposa de la misma manera que lo hizo con su madre, la princesa Diana que murió en un accidente automovilístico en 1997 al tratar de eludir a los paparazzi en París.

Markle demandó a un diario por publicar una carta a su padre, que estaba separado, mientras que Harry presentó otra demanda contra dos medios, supuestamente, por haber "hackeado" su teléfono y haber robado sus correos de voz.


= Infografía: Cadena3 = 
Los duques- que se casaron en mayo de 2018 en el castillo de Windsor- habían decidido pasar las fiestas alejados de la reina y del resto de la familia real. Ahora, tal y como han comunicado, su hogar estará entre Reino Unido y América del Norte.

En un documental filmado en Sudáfrica, el matrimonio de Harry y Meghan reconoció que no estaba bien por los comentarios en su contra, y el príncipe admitió que se había distanciado de su hermano mayor, el príncipe William.

Aunque fueron apodados los "Fab Four" (Cuatro Fantásticos), William, su esposa Kate Middleton y Harry y Meghan separaron su fundación real el año pasado. Harry y Meghan lanzarán su propia organización llamada Royal Sussex.


Cadena3 | Diario Jornada

Espacio Publicitario






 
Top