GuidePedia

= Foto: WEB = 

El juez de audiencia santarroseño, Carlos Besi, condenó a Claudio Ezequiel Reyna a dos años de prisión de efectivo cumplimiento, por ser del delito de encubrimiento agravado; le revocó la condicional de una pena anterior y le impuso una pena única de tres años y seis meses de prisión efectiva.


Además le mantuvo la prisión preventiva hasta que la sentencia quede firme.



PUBLICIDAD



El conflicto penal se resolvió por la vía de un juicio abreviado presentado por el fiscal Walter Martos, la defensora oficial Silvina Blanco Gómez y el propio imputado, un pintor de 35 años.

Quedó detenido el encubridor de Laureano González, el hombre que atacó brutalmente a Nadia Lucero: Le dieron 90 días de prisión preventiva



PUBLICIDAD



Hechos

El hecho probado ocurrió entre el 16 y el 17 de diciembre pasado. Reyna ayudó a Laureano González, "quien tenía orden judicial de detención, a ocultarse en su vivienda particular (…), brindándole los medios para su subsistencia, escondiendo el auto Volkswagen Bora en el que se conducía en el patio de su vivienda, y cubriéndolo con lonas".

En esas horas, González estaba siendo buscado porque se sospechaba que era la persona que había golpeado brutalmente a Nadia Lucero. Actualmente está imputado de femicidio en grado de tentativa, triplemente calificado por la relación de convivencia que había entre ambos, ensañamiento y violencia de género.



PUBLICIDAD



"De acuerdo cómo fue fijado el hecho en el acuerdo presentado, y las pruebas referenciadas en él, entiendo que se encuentra debidamente probada la acción desplegada por el imputado, habiéndose acreditado tal conducta antijurídica no solo con todos los elementos probatorios señalados y colectados durante la investigación fiscal; sino también con el propio reconocimiento realizado por el acusado", indicó Besi en el fallo.

"Se logró así una clara correspondencia y relación causal entre lo acontecido, el hecho atribuido y la calificación jurídica convenida por las partes intervinientes (…) También quedó demostrado el dolo en la acción desplegada por el imputado, elemento subjetivo requerido para configurar el delito de encubrimiento agravado", acotó el magistrado.



Espacio Publicitario






 
Top