GuidePedia

Imagen
= Foto: Cadena3 = 
El Presidente indicó que Argentina está, en un rango de la OMS de 10 a 20, en el "número 14" en relación a las pruebas. Señaló que Schiaretti "es un aliado" y negó que vuelvan las cuasimonedas.



El presidente Alberto Fernández señaló que en el Gobierno están "tranquilos con la cantidad de test" que se hacen por día de coronavirus, remarcó el apoyo económico de la Nación a las provincias y destacó en ese sentido que el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, "es un aliado".

PUBLICIDAD



"Estamos tranquilos con la cantidad de tests. En un rango de 10 a 20, que indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el cual 10 es el más bajo y 20 el más alto, nosotros estamos en el orden de 14. Estamos en el promedio de lo que se hace en la mayor parte del mundo, aunque ahora estamos haciendo 35 veces más test que al comienzo. La multiplicación de test ha sido enorme. Es bueno que haya crecido la cantidad de testeos, pero se mantiene bajo el nivel de contagio", declaró en una entrevista con La Voz del Interior.

A su vez, apuntó que lograron "aplanar la curva" de contagios, lo que permite atender a la gente que se enferma y remarcó que, pese a que les esté "yendo bien", "no hay que relajarse porque el problema está muy lejos de estar terminado".

PUBLICIDAD



Además, el jefe de Estado negó la posibilidad de que se emitan cuasimonedas ante el crecimiento de la emisión. 

Subrayó que "fueron una emergencia de la convertibilidad", pero que tienen que "ser cuidadosos con la emisión" porque "lo que puede ser pan para hoy puede convertirse en hambre para mañana". 

"Cuando todo esto pase, lo que tenemos que tratar es que el país esté de pie para poder seguir como el día anterior al arranque de la cuarentena", reforzó.

Sobre el apoyo económico a las provincias y puntualmente a Córdoba, anticipó: "Ya decidimos un envío de $120 mil millones a las provincias. Veremos cómo es el caso de Córdoba, pero si necesita ayuda para pagar salarios, se la daremos".

PUBLICIDAD



Fernández destacó también que se siente "muy acompañado por la dirigencia política" frente a la propuesta que el gobierno argentino presentó a los acreedores extranjeros para renegociar la deuda.

Y reflexionó a futuro: "Decimos ser un país federal, pero no lo somos. Es un país fuertemente concentrado en torno de Buenos Aires, y todo el resto lo padece. Hay una Argentina más rica, que es la del centro, la cual vive del campo. El resto sufre. Creo que tenemos que repensar al país. Podemos volver a fundarlo. Por eso les dije a los gobernadores que debemos intentar hacer un nuevo pacto federal que nos permita distribuir la riqueza y las posibilidades de desarrollo de manera más equitativa".



Espacio Publicitario






 
Top