GuidePedia

= Foto: WEB = 
La divisa norteamericana en el mercado ganó unos 5 pesos en tan sólo dos días. El dólar contado con liquidación llegó a cotizar a $111,32.



El dólar blue trepó este miércoles a $110 en el circuito financiero informal, mientras el contado con liquidación volvió a subir en una rueda con firme demanda de divisas, en la que el Banco Central debió vender alrededor de US$ 70 millones.



PUBLICIDAD




En medio de un limitado mercado paralelo por el aislamiento obligatorio, el billete verde llegó a venderse a $110, con lo que ganó unos $5 en tan sólo dos días.

El dólar contado con liquidación, operación legal utilizada en el mercado para fugar divisas, mostró tendencia alcista por quinta vez consecutiva y cotizó a $111,32 pasadas las 15, mientras que una hora más tarde limitó el avance para quedar en $110,95.

Se trata de una suba equivalente a $1,32 frente al valor registrado el martes, por lo que la brecha con el tipo de cambio mayorista alcanzó el 67,5%.

El dólar bolsa, por su parte, ganó más de 70 centavos y cotizó a $109,66.



PUBLICIDAD




En el segmento mayorista, la moneda norteamericana subió 14 centavos y se posicionó en $66,23.

Operadores estimaron que el Banco Central tuvo que vender unos US$ 70 millones dado que la oferta privada en la plaza cambiaria fue limitada y no llegó a abastecer la corriente compradora.

El volumen operado en el segmento de contado superó al de la jornada pasada y se ubicó en US$ 285,890 millones.

En tanto, el dólar minorista fue ofrecido a un promedio de $68,43, mientras que si se toma en cuenta el recargo del Impuesto País, cotizó a $88,96, once centavos por encima del cierre del martes.



PUBLICIDAD




Las crecientes tensiones a nivel global por la crisis generada ante el coronavirus y la incertidumbre respecto de la deuda volvieron a presionar sobre el tipo de cambio en un escenario con pocas alternativas de inversión y baja de tasas.

Este miércoles el Gobierno no abonó los US$ 503 millones correspondientes a los intereses de tres bonos emitidos durante 2016 para pagarle a los fondos buitre y se abre un plazo de 30 días para declarar formalmente la caída en default.

Así, el panorama poco alentador inquieta a los inversores que, por el momento, optan por refugiarse en el dólar frente a riesgos futuros.



Espacio Publicitario






 
Top