GuidePedia


Imagen
= Foto: WEB = 

Por tercera vez en un mes, el país volvió a mostrar menos de 500 fallecimientos en un día. También bajó la cantidad de personas en terapia intensiva. El total de víctimas por ahora es de 23.227.



El gobierno italiano informó este sábado que 482 personas murieron en las últimas 24 horas por coronavirus, mientras que se registraron 809 infectados más que ayer.



PUBLICIDAD



Por tercera vez en un mes -luego de los 431 del 12 de abril y los 427 del 19 de marzo-, Italia volvió a mostrar menos de 500 fallecimientos en un día, síntoma de que la curva de contagios está en fase descendente tras casi dos meses desde la primera víctima, el 21 de febrero.

Según informó este sábado el Departamento de Protección Civil, la cantidad de infectados actuales creció en 809 personas para llegar hasta las 107.771, con 2.200 curados de este viernes a este sábado.



PUBLICIDAD


Protección Civil agregó que la cantidad de personas en terapia intensiva volvió a bajar, como ocurre día tras día desde hace dos semanas, al tiempo que volvió a subir la cantidad de personas en aislamiento domiciliario, con pocos o nulos síntomas, que alcanzó el 74% del total.

Con las nuevas cifras, el total de víctimas llegó a 23.227, de las que el 52% ocurrieron en la región norteña de Lombardía, y las personas que han contraído el virus son 175.925.

Mientras, la confederación de industriales italianos, Confindustria, divulgó hoy un estudio según el cual el 43,7% de las empresas está en situación "muy grave" por las restricciones generadas por pandemia.



PUBLICIDAD



Pérdidas millonarias

Con pérdidas que pueden llegar a los 120.000 millones de euros en 2020, y el shock que supone ver vacíos a emblemas como el Coliseo romano o la Fontana de Trevi, el sector turístico italiano ya sufre las consecuencias de la pandemia y se prepara para un escenario de varios meses sin visitantes del extranjero.

Desde la entrada en vigencia de las restricciones al desplazamiento de personas vigentes al menos hasta el próximo 3 de mayo, a las que se sumó la decisión europea de cerrar las fronteras comunes, los principales lugares de interés de Italia, especialmente en la capital Roma, cambiaron completamente su fisonomía.

Uno de ellos es el Coliseo romano, el lugar pago más visitado de toda Italia, que atrajo en 2019 a 7.554.544 personas, unas 20.700 al día, según el informe anual del ministerio de Bienes Culturales y Turismo.



PUBLICIDAD



La puesta en funcionamiento de la cuarentena cortó de un día para el otro el enorme flujo turístico de la zona, vaciando el lugar que encabeza el podio de un sector que, según señaló en la semana el ministro de Bienes Culturales y Turismo, Dario Franceschini, representa el 15% del PBI nacional y emplea de forma directa a más de 4 millones de personas.

El vacío se ve también en dos de los íconos romanos con ingreso gratuito: el Panteón, el más visitado de la ciudad, con más de 9 millones de visitas al año, y que este 2020 esperaba un aumento importante en la cantidad de personas ya que se cumplen 500 años de la muerte del pintor y arquitecto renacentista Rafael Sanzio, enterrado allí.

También el denominado "Altar de la Patria", a metros del Coliseo y delante de la sede del gobierno romano, por donde en 2019 pasaron 3 millones de personas, muestra estos días sus imponentes escalinatas blancas libres de turistas como pocas veces se vieron.

Incluso en la céntrica Plaza Navona, llena de artistas callejeros hasta mediados de marzo, la ausencia de personas se palpa a primera vista desde entonces: entre sus históricos adoquines, ya se puede ver el pasto de varios centímetros de altura.

En otro de los íconos gratuitos de este museo a cielo abierto que es la capital italiana, la Fontana de Trevi, la ausencia de turistas no se sentirá solo en las postales del vacío de estos días: cada día los turistas le arrojan unos 4.100 euros en monedas para pedir deseos, que cada año le dan a la organización Cáritas italiana un extra de 1,5 millones de euros para usar en obras caritativas en Roma.

La baja de turistas impacta también en las arcas del Vaticano, que desde mediados de marzo dejó de percibir los 17 euros de la entrada de los cerca de 18.500 visitantes diarios.

Espacio Publicitario






 
Top