GuidePedia

Imagen
= Foto: WEB = 

Brian May relató que en los últimos días sufrió un episodio que lo puso al borde de la muerte. Mirá.

Brian May, guitarrista de la banda británica Queen, reveló que en las últimas semanas sufrió un infarto, motivo por el que le tuvieron que colocar tres stents.



PUBLICIDAD



"Es una operación increíble, realizada por la persona adecuada y hábil, y les agradezco desde el fondo de mi corazón porque salí con un corazón que es muy fuerte ahora, así que creo que estoy en buena forma por algún tiempo", tranquilizó el músico en un largo video titulado "Mis aventuras médicas", en donde al final remarca que está "listo para rockear".

El guitarrista había sido noticia días atrás cuando se supo que se había desgarrado un glúteo mientras realizaba trabajos de jardinería, sin embargo decidió aclarar cómo se sucedieron los hechos y cuáles fueron las verdaderas causas de sus padecimientos.

"Tuve una resonancia magnética y sí, tuve una rasgadura en mi glúteo mayor y es muy fácil hacer una conexión ... glúteo mayor ... hay una rasgadura allí, por lo que debe ser la causa del dolor: fin de la historia", relató May.



PUBLICIDAD




Pero remarcó que los dolores persistían y no lograba mejorar, por lo que se sometió a otros estudios en los que descubrieron que tenía un nervio ciático comprimido.

"En el medio, el resto de la historia es un poco más extraña y realmente un poco más impactante. Bueno, me sorprendió de todos modos. Pensé que era un tipo muy saludable y todos dicen que tengo una presión arterial y un ritmo cardíaco excelente, y me mantengo en forma en mi bicicleta, hago buena dieta, sin demasiada grasa", recordó el músico.

Y continuó: "En medio de toda la saga de la parte trasera dolorosa, tuve un pequeño ataque al corazón. No es algo que me haya hecho daño. Fueron alrededor de 40 minutos de dolor en el pecho y opresión y esa sensación en los brazos y sudoración".



PUBLICIDAD



May narró que fue llevado al hospital por su médico y que, tras la realización de un angiograma, se le planteó la posibilidad de hacer un triple by-pass o colocar los tres stents, al comprobar que había tres arterias tapadas.

Tras haber optado por los stents y quedar conforme con los resultados, a pesar de seguir con sus quejas por los dolores en su pierna y los analgésicos que debe tomar, May sugirió a las personas mayores de 60 años que se realicen los chequeos necesarios.

"Tengo la sensación de que, como todos, a partir de los 60 años de edad, deben hacerse un angiograma, ya sea que tengan algún problema o no, porque es lo único que puede decirte. No tenía ni idea. Tenía buenos electrocardiogramas, pero nada decía que estaba a punto de estar en problemas reales, reales, porque podría haber muerto por eso, por los bloqueos que estaban allí", señaló el integrante de Queen.

Y cerró: "Creo que hay algunas lecciones que aprender: Todos tenemos que mirarnos a nosotros mismos a medida que llegamos a los años de otoño. Lo que parece ser un corazón muy saludable puede no serlo. Creo que lo revisaré de vez en cuando".



Espacio Publicitario






 
Top