GuidePedia

= Foto: WEB = 

Se trata del cura Guillermo "Willy" Torre de la parroquia Cristo Obrero, quien se encuentra aislado en un hotel habilitado como centro sanitario en la ciudad de Buenos Aires.




Un sacerdote que trabaja en el Barrio 31 fue contagiado de coronavirus, en una modalidad leve, y se encuentra aislado en un hotel habilitado como centro sanitario en la ciudad de Buenos Aires.


PUBLICIDAD


Así lo informó este lunes el Equipo de Sacerdotes de Villas y Barrios Populares en un comunicado e indicó que se trata del cura Guillermo "Willy" Torre de la parroquia Cristo Obrero.

"Cuando algunos se preguntan dónde están los curas villeros en tiempos de pandemia, decimos que están compartiendo la vida de sus vecinos en las buenas y en las malas", dijeron los sacerdotes en el texto.

Cuando algunos se preguntan dónde están los curas villeros en tiempos de pandemia, decimos que están compartiendo la vida de sus vecinos en las buenas y en las malas
Señalaron que "la presencia y trabajo comprometidos de laicos, sacerdotes, religiosos, obispos en los barrios más vulnerables y expuestos al contagio es intensa y permanente".


PUBLICIDAD


La ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires (AMBA) constituyen una de las zonas que registra mayor cantidad de contagios e infectados: "Y ahí estamos también acompañando a nuestros vecinos, compartiendo la vida y tratando de preservar su salud y garantizar el sustento diario".

La pandemia hace que se visibilicen problemas estructurales de nuestros barrios. La realidad se nos vino encima.

"Lo hacemos desde nuestros comedores y merenderos, escuelas transformadas en hogares de ancianos, gimnasios y parroquias que albergan familias que precisan salir del hacinamiento, y cuantas instancias más de inclusión real y concreta", dijeron los curas villeros.


PUBLICIDAD


En este contexto, el padre Torre contrajo coronavirus —en una modalidad leve— y se encuentra pasando su cuarentena en un hotel del centro de la Capital habilitado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

= Foto: WEB = 

En el mensaje se explicó que "su estado general es bueno y no tiene fiebre".

Para los sacerdotes "la pandemia hace que se visibilicen problemas estructurales de nuestros barrios". "La realidad se nos vino encima. Por esto entendemos que las necesidades de nuestra gente están por sobre los riesgos que asumimos al seguir viviendo en nuestros barrios", afirmaron.


Espacio Publicitario






 
Top