GuidePedia

= Foto: WEB = 

El presidente del vecino país sostuvo que "no estaba dispuesto a obligar a los uruguayos a confinarse e ir rumbo a un Estado policíaco".



En diálogo con TN, el mandatario pronosticó que empresas e inversores de distintos países van a querer radicarse en su país cuando pase la pandemia por los buenos resultados en la gestión sanitaria y las flexibilizaciones impositivas que impulsa.


PUBLICIDAD



"Siempre he insistido en que las medidas no sólo importa que sean buenas, importa el tiempo en que se toman", indicó y resaltó que "el uruguayo tiene una vocación genética de libertad".

Explicó que durante un mes -del 13 de marzo al 13 de abril- descendió "la cortina para evitar los contagios masivos". Esa cortina -señaló- consistió en cerrar las fronteras, clausurar la atención en oficinas públicas y prohibir espectáculos culturales y deportivos, suspender las clases, y apeló a la responsabilidad individual.

"¿Alguien está dispuesto a ir conmigo a detener gente porque está tratando de hacer el peso?", aseguró. "¿No somos capaces de apelar al cuidado personal individual y colectivo? El uruguayo dio una gran demostración en ese mes", enfatizó.


PUBLICIDAD






Lacalle Pou afirmó que desde mediados de abril avanzó con la reapertura de la construcción, implementando protocolos de seguridad y testeos a los trabajadores y desde junio, regresaron a clases.


PUBLICIDAD



"De manera voluntaria, porque no es obligatorio, pero ha crecido el número de concurrentes y tampoco ha habido problemas", aclaró.

"Hay un pacto ciudadano de libertad responsable, de que mis actitudes como ciudadano me benefician y benefician al común denominador o me perjudican a mí y a todo el Uruguay. A medida que el comportamiento sea ese, más se va a abrir la vida del país", analizó el jefe de Estado uruguayo.

Espacio Publicitario






 
Top