GuidePedia

Imagen
= Foto: WEB = 

La idea sería reemplazar al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) por una suerte de "ingreso mínimo garantizado" a cambio de alguna prestación. La Vicepresidente tuvo reuniones con referentes sociales.



La vicepresidente Cristina Kirchner trabaja en un rediseño de los programas sociales que pretende acoplar con planes con trabajo genuino, para enfrentar los niveles de pobreza.


PUBLICIDAD


La idea sería reemplazar al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), un auxilio estatal durante la pandemia de coronavirus para trabajadores informales y monotributistas de las primeras categorías, por una suerte de "ingreso mínimo garantizado" a cambio de alguna prestación.

Unas 9 millones de personas reciben hoy los 10 mil pesos del IFE y desde el Ministerio de Desarrollo Social calculan que un tercio de ese universo se quedaría sin ingresos cuando concluya la asistencia.

El monto de la ayuda sería superior al del IFE y se busca encadenarlo con el salario social complementario, que es de 8.500 pesos. Una prueba piloto es el plan "Potenciar trabajo", que lanzó el jueves pasado Desarrollo Social y que apunta a mejorar las condiciones edilicias de los comedores comunitarios, a la urbanización de los barrios y a desarrollar la producción de la economía popular de la mano de las cooperativas.



PUBLICIDAD



Daniel Menéndez, coordinador nacional de Barrios de Pie y miembro de la Secretaría de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, visitó a la Vicepresidente la semana pasada en su despacho del Senado. Un día antes, Cristina recibió a tres dirigentes mujeres del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), la agrupación del dirigente social Juan Grabois.

Fernández de Kirchner les garantizó su apoyo para impulsar el "Plan Marshall criollo", cuyos objetivos son crear 4 millones de puestos de trabajo, generar una redistribución poblacional, mejorar la infraestructura de los barrios populares y entregar tierras a los pequeños agricultores. Requeriría de una inversión de 750.000 millones anuales durante cuatro años. A fines de mayo, Grabois le había entregado a Alberto Fernández el programa en una visita a la Quinta de Olivos.

Espacio Publicitario






 
Top