GuidePedia

= Foto: WEB = 

Comenzó este martes al mediodía con la presencia de Sergio Massa. El proyecto apunta a fortunas superiores a los 200 millones de pesos. Se verían alcanzadas 9.298 personas físicas.



Con la presencia de 187 legisladores conectados de forma presencial y virtual, la Cámara de Diputados sesionaba este martes para tratar el denominado "impuesto a la riqueza", con la presencia de Sergio Massa, quien arribó por la tarde, pese a que se pensaba que iba a recluirse en su casa preventivamente por un caso positivo de coronavirus cercano.


PUBLICIDAD



El Frente de Todos confía en aprobar en sesión especial el proyecto que crea un aporte extraordinario para las grandes fortunas, el cual es resistido desde Juntos por el Cambio.

La iniciativa sobre el "Aporte Solidario Extraordinario de las Grandes Fortunas", que fue redactada por Carlos Heller con el patrocinio político de Máximo Kirchner, apunta a las riquezas superiores a los 200 millones de pesos y, de acuerdo a un relevamiento de AFIP, se verían alcanzadas solamente 9.298 personas físicas.

Se aplicará una tasa progresiva del 2 al 3,5% de acuerdo con la capacidad patrimonial, con la cual el Gobierno espera recaudar $307.000 millones, cerca de 1,1 punto porcentual del PBI. 


PUBLICIDAD



Autoridades del Gabinete económico anticiparon que los recursos que se recauden serán destinados a distintos fines: el 20% para la compra de equipamiento e insumos de salud, 20% para las pymes, 15% para programas de integración sociourbana de barrios populares, 20% a becas Progresar y 25% para programas de exploración y desarrollo de gas natural a través de Enarsa.

Según quedó estipulado en el dictamen, no se gravarán las tenencias de personas no residentes en el país, y el aporte obligatorio regirá desde la sanción de la ley (y no al 31 de diciembre de 2019 como estaba previsto originalmente). 

En el temario de la sesión también se incluyó un proyecto que modifica la ley de Manejo del Fuego para impedir la utilización especulativa de tierras que hayan sufrido incendios forestales, y también el proyecto de "Ley Yolanda", que estipula capacitaciones ambientales obligatorias en el ámbito de la administración pública. 


PUBLICIDAD



Para darle un marco de acompañamiento social a la medida del "aporte solidario" (como la llama el oficialismo) o "impuesto a los ricos" (como la denomina la oposición), Máximo Kirchner impulsa para la tarde de este martes una "caravana federal" con participación en las calles de organizaciones políticas, sindicales y movimientos sociales, con epicentro de reunión en el Congreso nacional y el Obelisco. 

De no mediar ausentismos que compliquen el trámite, el Frente de Todos contará sobradamente con los votos necesarios para aprobar el proyecto, ya que a sus 117 diputados en condiciones de votar (Sergio Massa, como presidente de la Cámara baja, e Ignacio de Mendiguren, en uso de licencia, no podrán hacerlo), se sumarán los 11 del interbloque Federal, los 6 del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, los dos de Acción Federal y la neuquina Alma Sapag.

Los dos diputados del Frente de Izquierda (Nicolás del Caño y Romina del Plá), en cambio, adelantaron que se abstendrán en la votación.


PUBLICIDAD



Posturas opuestas

La discusión en cuanto al aporte no está saldada, a tal punto que no hay acuerdo ni siquiera para acordar si se trata, o no, de un impuesto.

"Es un impuesto coercitivo que espanta inversiones, que aleja a los inversores del país, justo todo lo contrario a lo que Argentina hoy necesita", dijo a Cadena 3 el diputado radical Luis Pastori.

Por su parte, desde el oficialismo, María Cristina Álvarez Rodríguez reconoció a Cadena 3 que se analizó dentro del propio bloque la posibilidad de que el impuesto sea permanente. "Muchos de nosotros hubiéramos querido que sea para siempre, pero no es el espíritu de este aporte. Es un aporte por única vez", dijo.


Espacio Publicitario






 
Top