GuidePedia



Por el robo de más de 560 vacunos en un campo de Lonquimay, la Justicia ordenó la detención de dos hombres que se desempeñaban en el predio. Se estima que hoy serán indagados en la sede del Ministerio Público Fiscal.

Según la información a la que accedió este diario por parte de fuentes ligadas al expediente, ayer la Brigada de Investigaciones realizó dos allanamientos en el establecimiento rural denominado «Don Francisco», ubicado al sudeste de Lonquimay. 



PUBLICIDAD




«Se hicieron allanamientos en el campo, en dos casas que hay. Una que es del encargado y otra que es del tractorista, que a su vez es concuñado del encargado», explicaron. En esos procedimientos, el personal policial secuestró celulares y computadoras.

Además, precisaron que «se dispuso la detención de los dos», debido a que la Fiscalía quiere tomarles declaración indagatoria «porque por acción u omisión algo tienen que ver. No se pueden haber filtrado más de 500 animales sin que ellos se dieran cuenta. Además, uno vive lindante a los corrales donde desaparecieron animales y el otro es el encargado, pero lo tiene que determinar la Justicia ahora».

Por el momento, anticiparon, uno fue alojado en la Brigada de Investigaciones de la UR-I, con sede en Santa Rosa, y «el otro en la alcaidía de Tribunales». Se espera que hoy la Fiscalía les tome declaración indagatoria.



PUBLICIDAD



Más de 500 animales.

El titular del predio, un productor rural que está radicado en la ciudad bonaerense de Tandil, denunció el faltante hace unos días de alrededor de 320 vacunos de su campo en Lonquimay. Luego, amplió la denuncia y la cifra alcanzó los 566 animales. Se estima que el valor de la hacienda alcanza los 35 millones de pesos.

Los animales, que el dueño asegura le faltaron de su predio rural, son terneros de raza Aberdeen Angus, de entre 280 a 310 kilos cada uno. Habrían sido robados desde mayo a finales de noviembre, durante la pandemia de Covid-19, cuando el hombre no viajaba a su campo, que está ubicado en Lonquimay al límite con la jurisdicción de Catriló.

«El productor asegura que tenía 1.006 animales vacunos y ahora solo le quedan 440, o sea que le faltan 566. Estamos en pleno proceso de investigación. No descartamos ninguna hipótesis. Estamos hablando de un robo de vacunos por alrededor de 35 millones de pesos», indicó a este diario una fuente ligada a la investigación.


Espacio Publicitario






 
Top