GuidePedia

Imagen
= Foto: WEB = 


El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca explicó en un comunicado que se busca dar prioridad al mercado interno en un momento del año en que la oferta de ese cereal empieza a escasear.


Se resolvió suspender en forma temporaria la registración de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para el maíz cuya fecha de inicio de embarque sea anterior al primero de marzo de 2021.


PUBLICIDAD



Ese día se iniciará formalmente la nueva campaña 2020/21 del cereal, según estimaciones del mercado.

Agricultura indicó que la decisión "se basa en la necesidad de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación".

Básicamente, se busca garantizar la producción de proteína animal como carne de cerdo, pollo, huevos, leche y feedlot, donde el cereal representa un componente significativo de sus costos de producción.

Agricultura informó que hasta ahora se lleva autorizada la exportación de 34,23 millones de toneladas de maíz de la campaña 2019/20.


PUBLICIDAD



Ese nivel representa el 89% sobre un total teórico exportable de 38,50 millones de toneladas.

Agricultura explicó la medida busca que "las 4,27 millones de toneladas restantes queden disponibles para el consumo interno, con el objeto de asegurar el abastecimiento durante los meses del verano, cuando la oferta de cereal tiende a escasear".

"Eventualmente, y en función de cómo evolucione la oferta y la demanda, así como de las perspectivas de la cosecha de maíz 2020/21, esta cartera evaluará la reapertura del registro", señaló la cartera conducida por Luis Basterra.


PUBLICIDAD



Juan Manuel Garzón, economista del Instituto de Estudios de la Realidad Económica Argentina y Latinoamericana (Ieral), dijo a Cadena 3: "Es una mala noticia para el sector agropecuario y provincias como Córdoba que son muy fuertes en maíz".

"Córdoba genera casi 20 toneladas de maíz al año y en muchas partes de la provincia es más aportante que la soja", advirtió.

Y explicó: "Esta medida saca de la competencia a los exportadores, hace que el maíz que estaba por ser exportado se redireccione hacia el mercado interno".


PUBLICIDAD



"A corto plazo tiene un efecto de bajista sobre los precios, que es lo que busca el Gobierno y perjudica a los productores agrícolas; a mediano y largo plazo estas medidas tienen los efectos contrarios, si bajás el precio del cereal los productores van a sembrar menos, y por lo tanto la oferta del cereal en 2021 o 2022 va a ser menor", analizó.

Y recordó: "Este tipo de intervenciones arrancaron en 2006 en las carnes, luego pasó a otras actividades como el trigo y el maíz, y en general tuvo el mismo resultado".


Espacio Publicitario






 
Top