0
Foto: Cadena3
 
 
El novio de la joven Rodrigo Gaspar Cinco, de 28 años, quedó detenido. Les dio de beber de una botella asegurando que era agua bendita.

El domicilio donde vivías las víctimas. Un hombre fue detenido en Salta acusado de envenenar con cianuro a su novia y a su hijo de dos años, en medio de un macabro plan concebido para asesinar al niño, que también tuvo como víctima a la madre en forma accidental, concretado en una vivienda de la ciudad del lunes.

Los decesos de Alejandra Párraga, de 25 años, y su pequeño hijo Amir se produjeron el lunes, pero no fue hasta horas más tarde que se descubrió que habían sido envenenados.

De acuerdo con las primeras investigaciones, Rodrigo Gaspar Cinco, de 28 años, le dio una botella con lo que definió como agua bendita a su novia, para que le suministre al pequeño y de esa manera contribuir a que se cure, ya que estaba un poco enfermo.

La joven y el niño tomaron de la botella, se descompusieron y fueron llevados a una clínica privada, donde en primer lugar murió el niño y luego la mujer.

Lo que en primer lugar se pensó que era un caso de intoxicación accidental, dio un vuelco ese miércoles cuando una mujer llamó a la fiscalía actuante y le dijo que Gaspar Cinco le había confesado que se mandó "una macana".
 
Cadena3

Publicar un comentario

 
Top