0
Foto Sólo Ilustrativa: WEB
La Dirección de Epidemiología informó que el 2 de octubre recibió una notificación desde SENASA de un caso sospechoso de rabia, en un felino hembra, no vacunado, fallecido el 3 de octubre en la localidad de Realicó.

La rabia es una zoonosis transmitida al hombre por la inoculación de virus rábico contenido en la saliva de un animal infectado, principalmente por mordedura, y más raramente por rasguño o lamido de mucosa. La enfermedad es un problema de Salud.
Pública de los países en desarrollo, principalmente por la transmisión por perros, gatos y murciélagos en áreas urbanas y animales silvestres (zorro, mapache, zorrinos y otros en áreas rurales). La transmisión de la enfermedad se puede prevenir a través de la vacunación en perros y gatos, a partir del tercer mes de vida y revacunación anual.
Es obligatoria (Ley 15465) la notificación de casos sospechosos de rabia en animales y humanos, a las autoridades sanitarias correspondientes. Lo cual conlleva a la intervención, según normativas nacionales existentes (Manual de Rabia).
Al respecto, la Dirección de Epidemiología en conjunto con SENASA, Municipio de Realicó, Hospital “Tedin Uriburu” de Realicó, la Dirección de Ganadería, el Colegio de Veterinarios de la Provincia, se encuentran coordinando acciones en terreno: investigación de contacto, bloqueo de foco (vacunación de perros y gatos en un radio de 500 metros alrededor del domicilio del caso) y concientización de la población afectada.

Publicar un comentario

 
Top