GuidePedia

Se trata de Jonathan Ramón Castro, de 22 años, quien fue aprehendido tras un pedido del fiscal de menores José Elías Alvite Galante. Olga Aída Acedo fue asesinada el 15 de marzo pasado.



Un joven de 22 años fue detenido en la localidad bonaerense de Junín acusado del crimen de Olga Aída Acedo, la maestra jubilada asesinada el 15 de marzo durante un asalto en su casa, informaron fuentes judiciales.


Se trata de Jonathan Ramón Castro, quien fue detenido el sábado pro la noche tras un pedido del fiscal de menores José Elías Alvite Galante a la jueza de garantías Marisa Muñoz Saggese.


Fuentes judiciales informaron que el joven fue atrapado en la vía pública por efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones de Junín, a cargo del comisario mayor Enrique Romero.


El fiscal Alvite Galante solicitó la detención tras recibir el resultado de las pruebas genéticas realizadas por la Superintendencia de Policía Científica.


De acuerdo al informe, los rastros hallados en la vivienda de la víctima coincidieron con el perfil genético de Castro, quien tiene antecedentes penales por "robo".


Por el crimen de la maestra había sido detenido un adolescente de 17 años que luego fue liberado por falta de mérito, aunque no quedó desvinculado de la causa y continúa siendo investigado.


El crimen de Acedo, de 72 años, ocurrió el viernes 15 de marzo, en una vivienda ubicada en avenida República 170, entre Carlos Pellegrini e Hipólito Yrigoyen, de Junín, donde la víctima estaba al cuidado de su sobrina nieta de dos años.


Alrededor de las 9.30, Florencia (de 23 años y maestra integradora en la escuela 501 de Junín) dejó a su hija a Acedo y cuando regresó a las 12.30 a buscarla encontró a la maestra jubilada muerta y degollada, y a la nena ilesa, a su lado.


La joven avisó a la Policía y los efectivos que llegaron al lugar secuestraron en la escena del crimen una cuchilla que se cree es el arma homicida.


Los pesquisas dijeron que dos días antes del crimen la mujer asesinada había cobrado su jubilación y ese dinero, unos 2.000 pesos, quedaron guardados dentro de un cajón.


La principal hipótesis apunta a que un delincuente entró a la propiedad tras romper una claraboya del baño, que sólo tiene 35 centímetros de diámetro, y desde allí se descolgó con una soga y le abrió la puerta a un cómplice.


Al conocerse el homicidio de Acedo, los vecinos de Junín marcharon en los dos días siguientes en reclamo de justicia y mayor seguridad.


En esas movilizaciones, y en el contexto de un fuerte operativo policial liderado por el jefe y subjefe de la Policía Bonaerense, Hugo Matzkin y Omar Nasrala, no se produjeron incidentes como en las marchas del fin de semana anterior, tras el crimen de Karen Campos (17), una kiosquera asesinada durante un asalto.



Cadena3

Espacio Publicitario






 
Top