GuidePedia

Foto: Cadena3

Escuchá el audio | "Con respeto y, como dice el Concilio, colaboración, pero también la debida distancia y la debida diferencia", sostuvo el reemplazante de Jorge Bergoglio en el Arzobispado de Buenos Aires.




Mario Poli, designado por el Papa Francisco como su reemplazante al frente del Arzobispado de Buenos Aires, remarcó ayer que su relación con la presidenta Cristina Kirchner será de "respeto y colaboración, pero con la debida distancia y diferencia".


"Con respeto y, como dice el Concilio, colaboración, pero también la debida distancia y la debida diferencia", sostuvo Poli al ser abordado por la prensa al término de la misa que ofreció en una cárcel de menores en Santa Rosa, donde se desempeña como obispo.


Poli, a quien en su entorno calificaron como un "doble" de Jorge Mario Bergoglio en cuanto a sus posturas y línea eclesiástica, fue confirmado este jueves por El Vaticano como arzobispo de la diócesis más importante del país y automáticamente se convirtió en el nuevo cardenal de la Argentina, lo que le da derecho a ser papable y votar en un futuro cónclave.


Incluso, se supo que tanto Poli como Bergoglio recorrieron el mismo camino desde el seminario hasta el Arzobispado de Buenos Aires, donde Francisco construyó la figura que lo llevó a ser electo como Sumo Pontífice.


"La Iglesia tiene mucha sabiduría sobre el diálogo", sostuvo Poli, y dijo que esta actitud le "falta" a los argentinos, antes de celebrar la misa de Jueves Santo donde lavó los pies de los jóvenes que representaron a los apóstoles de Jesús, en la Unidad 30 de la cárcel de menores de Santa Rosa, algo similar a lo que realizó Francisco en Roma.


Poli confesó que el Papa debió "insistir" y llamarlo varias veces por teléfono hasta que respondió favorablemente para ser el nuevo Arzobispo de Buenos Aires, cargo que asumirá el 20 de abril en la Catedral Metropolitana a las 16.


El nuevo cardenal primado de la Argentina, de 65 años, tiene una historia muy ligada a Jorge Bergoglio, a quien secundó como obispo auxiliar entre 2002 y 2008, y además de ser teólogo, antes de ingresar al seminario, se había graduado de licenciado en Servicio Social en la Universidad de Buenos Aires, en 1969.


"Tienen una relación íntima. Bergoglio lo ordenó como obispo, nacieron en Capital Federal, estudiaron en el mismo seminario, Poli estuvo en Flores también. Comparativamente, pese a sus diez años de diferencia, llevan un estilo similar", explicó una fuente eclesiática.


Y agregó: "Si algo le falta a Poli es lo ´peronista´ de Bergoglio, porque a él le encantaba meterse en política".


Ciento por ciento porteño, como el Papa Francisco, Poli también se inició en el movimiento scout en la parroquia San Pedro Apóstol, de Villa Devoto; en 1970 organizó, como laico, el servicio social y la bolsa de trabajo del santuario de San Cayetano, por donde todos los años miles de fieles buscan


trabajo.


Poli también remarcó que no quiere "ubicarse en ningún escenario político" y subrayó al respecto: "El pastor no puede tener ninguna bandería, sino perdería parte de nuestro pastoreo. Yo les vuelvo a decir: los curas somos pastores".


Precisó que su "criterio" será "llevar adelante la voz del Episcopado" pero remarcó: "Mi rol no es político, mi rol es pastoral, soy pastor, no soy político. No quiero crear falsas expectativas".


"Y bueno yo lo que espero es poder cumplir mi misión humildemente porque tengo mi conocimiento y cuento con la ayuda de Dios sobre todo. El actual Papa no es político ni nunca lo fue. Es vehemente pastor, es profeta también. A veces se confunde profetismo con una actitud política y ... no podemos callar algunas cosas porque tenemos, como decía San Juan de Avila, un oído puesto en el pueblo y el otro en Dios", concluyó.


Cadena3

Espacio Publicitario






 
Top