GuidePedia

Rocío Bazán, una nena  que sufría de la enfermedad conocida como piel de cristal, falleció en la noche de este sábado en el Hospital Lucio Molas.

Su padre, Mariano Bazán, confirmó la información. "El cielo recibió un ángel más. Rocío Bazán, te amo hija con toda mi alma. Siempre en mi corazón y en lo de toda tu familia. Y tu mamá te ama con todo el amor del alma", escribió en su cuenta de Facebook.

Rocío había nacido el 11 de septiembre de 2004. Desde que nació, luchó contra la enfermedad. No podía correr, tirarse al piso o, incluso, ser abrazada muy fuerte. Es que, enseguida, se le salía la piel. También tenía problemas para alimentarse.

El caso de Rocío se había dado a conocer públicamente en 2012, cuando sus familiares iniciaron una colecta solidaria para comprarle una "bomba de alimentación".

En las últimas horas había sido internada, otra vez, en el Molas a raíz de una neumonía. Finalmente no se pudo reponer.

Esta afección, llamada epidermólisis bullosa, ampollosa o ampollar, es un conjunto de enfermedades o trastornos de la piel transmitidas genéticamente y que se manifiestan por la aparición de ampollas, úlceras y heridas en la piel, en especial en las áreas mucosas al más mínimo roce o golpe.

iTextual

Espacio Publicitario






 
Top