GuidePedia

Enlace permanente de imagen incrustadaEn la mañana de ayer y tras la denuncia de vecinos, personal de Comisaría Primera acudió domicilio de la calle 115 entre 30 y 32, de General Pico, donde se procedió al secuestro de 10 corderos vivos de dudosa procedencia. Por la tarde, apareció el dueño de los animales. (Foto: Infopico)


Este viernes, vecinos piquenses alertaron a la policía de que en un domicilio de la calle 115 entre 30 y 32, había mucho ruido de animales. Cuando llegó la policía el propietario del inmueble se encerró y comenzó a arrojar unos corderos al patio de su vecino. Personal de Comisaría Primera procedió al secuestro de 10 corderos vivos de los cuales se investiga la procedencia.

Según indicó el jefe de la Seccional Primera, Comisario Roberto Rebichini, el llamado se hizo de manera anónima al 101, donde se señalaba que en el domicilio antes mencionado, se escuchaba un sinnúmero de corderos balando. Cuando llegó la policía al lugar con la finalidad de entrevistarse con el propietario del inmueble, este se encerró y comenzó a arrojar los corderos atados hacia un patio lindero.

En el lugar se secuestró un total de 10 corderos vivos los cuales fueron trasladados hasta la sede policial hasta tanto se establezca la procedencia de los mismos.

Apareció el dueño...

Por la tarde un productor rural de apellido Arnaudo concurrió al predio rural que posee en cercanías de la localidad de Vértiz y descubrió el faltante de 10 ovinos. 

Por tal motivo radicó la denuncia en la subcomisaría de su poblado, enterándose allí que los corderos fueron recuperados por la mañana en General Pico, en una vivienda de calles 115 entre 30 y 32, del barrio Don Bosco. 

Se espera que en las próximas horas los animales les sean restituidos.


 Infopico

Espacio Publicitario






 
Top