GuidePedia

katana3Ocurrió está tarde en la calle Victoria, entre Pampa y Entre Ríos, en el barrio Villa Alonso de Santa Rosa. El "samurai" fue demorado por la policía junto a tres albañiles con los que se enfrentó.  (Foto: El DIario LP)

Una pelea entre vecinos terminó con una persona demorada por la policía, luego de que exhibiera una katana e intentara resolver el conflicto. Fue esta tarde en la calle Victoria, entre Pampa y Entre Ríos.

El conflicto involucró al dueño de la espada y tres albañiles que trabajan en una obra en construcción. El "samurai" salió a discutir por lo que él considera que son las molestias que éstos ocasionan y decidió enfrentarlos con una espada, que llevaba enfundada y luego desenvainó con intención de defenderse.

"Él decía que los otros tipos se viven emborrachando y molestando, y este tipo se hartó", aseguró una vecina que fue testigo del conflicto. Al lugar llegaron varios patrulleros de la Seccional Primera, y a los efectivos les costó bastante calmar al exaltadado "samurai de Villa Alonso". También forcejearon con los albañiles, que según testigos, estaban alcoholizados.

Tanto les costó bajar los ánimos, que lo terminaron demorando pese a su resistencia y la de algunos allegados del hombre. Otros intentaron ayudarlo utilizando palos. Finalmente, nada pasó a mayores y la situación se calmó.

Los tres albañiles también fueron demorados. La obra en contrucción pertenece a un hombre de apellido Pina.

El hombre que utilizó el sable se comunicó con El Diario para contar lo que sucedió. "Los que trabajan en la obra estuvieron festejando un cumpleaños y comenzaron a hacer lío. Viene una mujer en un auto y uno de estos le saltó al capot y la hizo frenar", contó. "La chica se bajó y estos tipos la empezaron a insultar. Yo estaba en la casa de mis padres y al escuchar los gritos salí afuera", dijo.

"Cuando la mujer se va, estos locos me ven que estoy en la vereda y me empezaron a decir todo. Me cascotearon la casa de mis viejos. Tiraron ladrillos, incluso me pegaron con uno por lo que salí con la espada para que la corten", aseguró.

El hombre dijo que llegó la Policía y los terminó demorando a los albañiles. "No los podían parar. Tuvieron que venir varios policías para frenarlos", afirmó.

Comentó que no fue con la espada para atacar a los albañiles sino para defenderse.

En marzo, hubo un caso similar en la provincia de Córdoba. En un barrio de Córdoba Capital, un vecino repelió un asalto a mano armada con una espada de samurái: enfrentó a los asaltantes provocándoles varios cortes, y estos emprendieron la huída dejando un reguero de sangre. Finalmente, el hombre fue sobreseído por la Justicia cordobesa.
 
EL Diario LP

Espacio Publicitario






 
Top