GuidePedia

Fue en el barrio porteño de Flores. Los vecinos, cansados por no poder dormir, le rompieron el parabrisas, las ópticas y las luces traseras. Después le arrojaron basura y excrementos. (Foto: Gustavo Ortiz - Cadena3)
Vecinos del barrio porteño de Flores destrozaron un Chevrolet Corsa al que se le activó la alarma, la cual sonó 36 horas seguidas, en un nuevo hecho de violencia registrado en Buenos Aires.

El automóvil estaba estacionado en la calle Lautaro al 180, y un grupo de personas, cansados por no poder dormir, rompieron el parabrisas, las ópticas y las luces, y le arrojaron basura y excrementos.

Los atacantes aseguraron que dieron aviso al 911 y que no recibieron respuestas, y manifestaron que la alarma se activó el martes a las 16 y que el dueño del vehículo nunca apareció.

La alarma dejó de sonar al quedarse sin batería y el Corsa fue retirado esta mañana de la vía pública por una grúa.


Cadena3

Espacio Publicitario






 
Top