GuidePedia

Foto: WEB
El niño de 9 años estaba jugando con unos amiguitos y se le ocurrió ocultarse en el interior de la caja de seguridad. Sólo su abuelo sabía la contraseña, y en esos momentos estaba ausente.

Un pequeño de 9 años quedó encerrado durante más de tres horas en una caja fuerte, mientras jugaba a las escondidas con un grupo de amiguitos.

El episodio ocurrió en un barrio de Berlín, Alemania, y el único que sabía la contraseña era el abuelo del niño que en esos momentos se encontraba fuera del hogar.

La criatura pensando que ese sería el mejor escondite se metió en la estructura de metal y cerró la puerta. Cuando intentó salir no pudo y pese a los gritos de auxilio nadie lo escuchó.

Sin embargo, sus amigos al buscarlo se dieron cuenta de dónde estaba y dieron aviso a los padres, quienes llamaron a los bomberos.

Durante las horas que permaneció encerrado le dieron oxígeno a través de una pequeña abertura.

Cuando los bomberos estaban por abrir la caja por medio de la fuerza, llegó el abuelo e ingresó el código de seis dígitos para abrir la estructura y rescatar al pequeño.

Cadena3
 
Top