GuidePedia

Foto: iTextual
En la Cárcel de Mujeres de Santa Rosa hubo un motín en la tarde de este domingo. Las presas iniciaron la protesta porque las autoridades penitenciarias no permiten algunos traslados para visitar a sus familias a otras provincias. Incluso, una de ellas se cortó en sus brazos: pide que la llevan a la tumba de su hija, que falleció hace una semana en Santa Fe.


El motín comenzó pasadas las 18 de este domingo. Quemaron algunas remeras, que mostraron desde los pabellones que dan a la calle Alvear. A las 19.15 horas la situación parecía calmarse.

"El reclamo está en dos pabellones, un módulo y dos 'tubos' (lugar de castigo) pero que lo usan para alojar a chicas. Estamos quemando trapos y no nos van a permitir que recibamos tuppers con comida", dijo una de las reclusas, en contacto con Diario Textual.



Una de las quejas es por el caso de Silvana M., de 38 años de edad. Es de Santa Fe. "Hace un año dejé cinco hijos allá; ahora se murió mi hija de 16 años, a la que no he podido aún ir a despedir", había dicho hace unos días a este diario.

"Mi hija falleció el domingo pasado. El Juzgado Federal de Santa Fe, basándose en el artículo 166, me autorizó para ir a Santa Fe para dar sepultura de mi hija. El penal recibió esa autorización, pero las autoridades me dijeron que no había un móvil para llevarme. Ahora me han dicho que me llevarán en una o dos semanas", había contado días antes al medio localiTextual. 

Además, había advertido que la gran mayoría de las detenidas están "enojadas por su caso" y habían amenazado con "pararse". 

Hoy lo cumplieron. Incluso, ella se provocó cortes en sus brazos.







iTextual
 
Top