GuidePedia

PRIMEROS TRES PÁRRAFOS

PUBLICIDAD
Foto: WEB

La máxima estrena el HALO, nuevos compuestos de neumáticos y el desarrollo de la microaerodinámica para compensar restricciones. Fuera de la pista, la innovación estará en un nuevo concepto de televisación y datos.


¿Será el año en que Lewis Hamilton o Sebastian Vettel igualen los cinco títulos mundiales de Fangio? ¿Podrán Bottas o Verstappen conquistar su primer título mundial? ¿Hasta donde llegará Alonso con el McLaren con impulsor Renault?.

Empieza este fin de semana en el circuito Albert Park de Melbourne (Australia) una nueva temporada de Fórmula 1 y la pretemporada dejó varias incógnitas, aunque por el momento lo concreto es que Mercedes asoma otro año más como el equipo a vencer.

Será una temporada con muchas novedades dentro y fuera de la pista. La más destacada a nivel técnico y de seguridad es la incorporación del HALO, un implemento que busca proteger la cabeza del piloto de posibles golpes, tanto en los vuelcos como en choques o bien por piezas sueltas de otro auto.

Los primeros diseños muestras desde adaptaciones aerodinámicas del HALO hasta un acuerdo comercial de McLaren con una empresa de calzado que produce ojotas.

Force India sumó elementos aerodinámicos al HALO

Se trata de un elemento de protección del cockpit compuesto tres barras de titanio y con capacidad para soportar durante las pruebas efectuadas una carga vertical con una fuerza de 116 kilonewtons. Hablando en criollo, ese elemento debería soportar un golpe equivalente a un colectivo de dos pisos de los que circulan por las calles londinenses.

El diseño tiene una base original, pero cada equipo puede modificar su superficie para adaptarlo aerodinámicamente. La categoría ha buscado compensar la introducción del Halo y elevó el peso mínimo total de los autos en 6 kilos, hasta 734.

Otro de los cambios más significativos en cuanto al rendimiento en general de los autos es la reducción de cuatro a tres motores por piloto para toda la temporada antes de sufrir penalizaciones. La tabla de penalizaciones será más simple, ya que ahora cualquier conductor que obtenga una penalización de 15 o más posiciones tendrá que empezar desde la parte posterior de la parrilla. Si más de un piloto recibe tal penalización, se colocarán en la parte posterior de la parrilla en el orden en que cambiaron los elementos.

Menos elementos, más aerodinámica

En la temporada de este año ya no veremos el perfil alto sobre la cubierta del motor, denominadas aletas de tiburón, que han sido prohibidas, ni tampoco el T-Wing, un elemento que aportaba carga sobre el tren posterior y mejoraba el flujo de aire. Estos cambios sin embargo han dado lugar a una serie de perfiles en los laterales del auto y elementos de micro aerodinámica que han sido la novedad en las pruebas de pretemporada.

Las limitaciones también han llegado a las suspensiones, donde han quedado prohibido el sistema que utilizaron el año pasado Red Bull y Ferrari, que con unos ajustes variaban la altura del coche en función del ángulo de dirección.

En cuanto a los motores el consumo de aceite se ha restringido a apenas 0.6 litros cada 100 kilómetros. Cada equipo solo podrá disponer de un tipo de lubricante y deberá facilitar muestras a la FIA para poder medir el consumo en cada una de las sesiones.

Más compuestos

Pirelli amplia en 2018 la gama de neumáticos a utilizar por la categoría. Al igual que en 2017, el proveedor oficial de neumáticos de la F1, Pirelli, pondrán a disposición de los equipos en cada gran premio tres compuestos para suelo seco, pero la gama de neumáticos para la temporada se amplió a siete, con la inclusión  del nuevo 'hiperblando' con una marca rosa, y el 'superduro', con una marca naranja, aunque no estarán habilitados toda la temporada.

Los compuestos de neumáticos lisos (slick), todos ellos más blandos que en 2017, lo que los convierte en los neumáticos más rápidos de la historia de la Fórmula 1 (se estima que un segundo por vuelta).

Una nueva visión

De la mano de Liberty Media la temporada 2018 será la primera a full de los noveles propietarios del circo y ya se nota. No solo el nuevo y la promoción de la categoría ha cambiado, sino que todo apunta a un concepto de nueva visión del deporte motor en el cual el espectador es parte del show.

El nuevo sistema de televisación propone una nueva ventana, en la que los datos son los reyes del espectáculo. Ya no solo es cámara onboard o slow motion; ahora la categoría avanza hacia la experiencia personal, en la cual el televidente de pago o quien acceda a la app oficial podrá contar con los datos en el momento de la carrera y elegir distintos ángulos.

Saber el compuesto del neumático de Hamilton, el consumo de combustible de Vettel o el pit stop de Williams han pasado a ser un dato necesario para comprender la F1 de hoy, como parte de un complejo rompecabezas que de otra manera será difícil de armar o por demás aburrido.

La app de la categoría ofrece cada vez más chances –especialmente en el pack de pago- y también se avanza en nuevas opciones a través de la tv.

Candidatos y noveles, en la misma pista

Por su momento deportivo y por el auto que maneja, Lewis Hamilton arranca la temporada como el gran favorito una vez más. El británico buscará su quinto título mundial y la principal duda es que tan dura le pondrá la batalla su compañero de equipo Valtteri Bottas.

El finlandés hizo los deberes en su primer año en Mercedes y no porfió el lugar, pero podría ser un escollo para las decisiones de Toto Wolff si decide mostrar su potencial a pleno e ir por su primera corona.

Charles Leclerc, uno de los debutantes de la temporada 2018

El otro rival natural de Hamilton es Sebastien Vettel, aunque la principal incógnita en el caso del alemán es saber que tanto ha avanzado Ferrari en su monoplaza y en en el espirítu de competencia para plantarles pelea a los Mercedes.

En la previa Red Bull con Daniel Ricciardo y el joven Max Verstappen aparecían como una posibilidad sería en la previa de la pretemporada, pero los resultados de Barcelona no entusiasman en demasía. Uno de los focos calientes de la grilla es conocer si la decisión de McLaren de romper con Honda y adoptar los motores Renault significarán una esperanza para Alonso de volver a los primeros planos o terminará beneficiando a Toro Rosso.

Por lo pronto en Melbourne veremos a dos pilotos debutantes: el monegasco Charles Leclerc sobre el Sauber Alfa Romeo y el ruso Sergey Sirotkin en Williams, donde reemplazará a Felipe Massa. Un dato curioso es que por primera vez desde 1969 Brasil no tendrá representantes en la F1 y Sudamérica pierde cada vez más presencia en la máxima.

Fuente: Pistas Argentinas

 
Top