GuidePedia

Foto: WEB
El pequeño cetáceo falleció media hora después de nacer. Su madre nadó con él más de 150 millas por el Océano Pacífico.


Una orca en duelo llevó por tres días a su cría muerta por el Océano Pacífico, desde la costa Victoria de la Columbia Británica hasta cerca de las aguas de las Islas San Juan y Vancouver.

El pequeño cetáceo murió media hora después de su nacimiento, el pasado 24 de julio, pero las tristes imágenes aún continúan conmoviendo al mundo.

Su madre lo llevó en la nariz al menos tres días después de que falleciera y nadó con él por más de 150 millas.

"Nos apena informar que un bebé de ballena asesina murió al poco tiempo de nacer en Victoria, Columbia Británica. Al recién nacido se lo había visto vivo y nadando con su madre", reportaron en Twitter el Centro de Investigación de Ballenas.

Según explicó Ken Balcomb, fundador del Centro de Investigación de Ballenas a The New York Times, el grupo de orcas “sabía que el bebé estaba muerto”. “Creo que esto es un duelo o una cosa ceremonial hecha por la madre. Ella no quiere dejarlo ir. Probablemente haya perdido otros dos desde su primera cría hace ocho años”, opinó.

“La orca bebé se hunde porque no tiene suficiente capa de grasa, y baja. Ella se zambulle y lo recoge de nuevo y lo trae a la superficie", agregó.




Además, la situación de estos animales representa un problema. Los investigadores aseguran que las ballenas asesinas residentes del sur, no han tenido un nacimiento exitoso en años. Desde hace aproximadamente dos décadas, sólo el 25% de los recién nacidos han sobrevivido.

Las causas tienen que ver con las acciones humanas como la pesca de salmones que es uno de los alimentos de estos cetáceos. "No hay suficiente comida, y eso se debe a razones ambientales", precisó Balcomb a la CNN.


Cadena3




Espacio Publicitario




 
Top