GuidePedia

Foto: TyC Sports
La Selección argentina de voley masculino jugó en gran nivel ante la potencia de Italia, pero terminó perdiendo por 3 a 1 (25-22; 15-25; 23-25; 26-28), en la tercera fecha del Mundial que se disputa en Italia y Bulgaria.



El conjunto "azurro" se impuso con parciales de 22-25, 25-15, 25-23 y 28-26, en una partido apretado y que encontró al equipo argentino jugando en gran nivel en la ciudad de Florencia.

Argentina se quejó del arbitraje del egipcio Nasr Shaaban, quien en el tercer set no concedió un balón en su favor e inclinó el resultado para el equipo local.

El próximo partido de Argentina será el lunes a las 15.15 hora argentina, ante Eslovenia.

El conjunto dirigido por Julio Velasco había arrancado mal el Mundial con derrota ante Bélgica, pero se recompuso con un triunfo frente a República Dominicana.
           
PUBLICIDAD






En el primer set Argentina mostró seguridad en la defensa, casi siempre con triple bloqueo, y una efectividad bastante regular para poder sostener a un Italia que es potencia en el más alto nivel.

La potencia de Cristian Poglajen mantuvo a Argentina siempre en partido, salvo en el segundo parcial, y fue autor de 18 puntos.


En ese inicio los de Velasco fueron determinantes a la hora de encarar cada pelota, frente a una Italia que se vio superada en los detalles pese a que confiaba en sus rematadores Ivan Zaytsev y Osmany Juantorena.

El segundo parcial fue casi un paseo de los italianos, porque Argentina careció de concentración, erró mucho y el bloqueo que había funcionado casi a la perfección, brilló por su ausencia.

Había que comenzar y dar de nuevo en la tercera manga, en la que todo fue apretado, pero siempre Argentina remando desde atrás, en gran medida por que el opuesto Zaytsev fue implacable en cada intervención.

Cuando todo parecía encaminarse para una definición apretada, el árbitro egipcio Nasr Shaaban dio favorable un fallo para Italia, ante la protesta de todo el equipo albiceleste.

Finalmente los "azurros" se llevaron el parcial por 25-23 y el inicio del cuarto fue con tarjeta amarilla para los sudamericanos.

Todo parecía encaminarse hacia una victoria sin atenuantes para el local, porque Italia llegó a sacar una diferencia de seis puntos y se mostró sólido en todas sus líneas.

Sin embargo Velasco ajustó detalles, siguió sosteniendo a Poglajen y mandó a Lisandro Zanotti y José Luis González, y terminó jugando sin Facundo Conte ni Luciano De Cecco.La garra y el corazón puesto por el conjunto argentino derivó en una remontada casi impensada y ante cada acierto, la confianza de Italia comenzó a mermar, en gran medida por un trabajo eficiente en defensa.

Argentina llegó a igualar el tanteador en 23 y se puso set point en dos ocasiones, pero Italia logró igualar en ambas, y si bien dejó pasar el primer "match ball", en el siguiente no perdonó y se llevó el partido.

Diario Jornada

Espacio Publicitario




 
Top