GuidePedia

Foto: Cadena3

Desde este lunes la autoridad monetaria aplica un shock que frenará la emisión monetaria. En paralelo, debuta el “sistema de bandas” cambiarias.



La semana económica inicia este lunes con el debut de un nuevo paquete de medidas del Banco Central de la República Argentina (BCRA), ahora bajo la conducción de Guido Sandleris.

El nuevo programa de shock del gobierno pivotea sobre tres aspectos centrales.

En primer lugar, un sistema de bandas cambiarias -que van desde los $34 a los $44- entre los cuales no intervendrá la autoridad monetaria. La banda se ajustará diariamente a una tasa de tres por ciento mensual hasta fin de año.

Se estima que esto podría detener el pass through de la devaluación del peso a los precios.

Vale señalar que, una vez informado el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y conocidas las disposiciones, el mercado cambiario volvió a reactivarse con tendencia alcista y, en la última rueda hábil del viernes pasado, la divisa estadounidense cerró en promedio para la venta en el mercado minorista en $41,88, logrando un nuevo récord histórico.

Además de la implementación del nuevo tipo de flotación de la moneda estadounidense, al finalizar la semana pasada, el BCRA comunicó otras disposiciones que reforzarán el sesgo contractivo de la política monetaria.

Las resoluciones incluyen el freno a la emisión de dinero para frenar el aumento de la base monetaria –lo que profundizará la recesión-; la suba de encajes bancarios; la intención de captar nuevos depósitos a plazo fijo de bancos; y la reducción de la posición mínima diaria de efectivo mínimo, entre otras.

PUBLICIDAD





“En primer lugar, como preparación para el desarme de Lebac de octubre, el BCRA aumenta en tres puntos porcentuales las tasas de exigencia de efectivo mínimo (encajes) para las entidades de mayor tamaño del sistema”, indicó el organismo en un comunicado y aclaró que este aumento “podrá ser integrado con Letras de Liquidez del BCRA (Leliq) y/o notas (Nobac)”. Por otro lado, se permitirá que “la totalidad de la exigencia de efectivo mínimo sobre el incremento de dichos depósitos se integre mediante Leliq y Nobac. Este incentivo al aumento de las tasas pasivas y la captación de depósitos a plazo refuerza el sesgo contractivo de la política monetaria”, indicó la entidad.

También se resolvió, al mismo tiempo, reducir la posición mínima diaria de efectivo mínimo. “Esto permitirá a los bancos participar más activamente en las operaciones de subasta de Leliq a las que convoque la autoridad monetaria y de esta manera amortiguar el efecto de la meta de base monetaria sobre la variabilidad de la tasa de política monetaria”, se detalló. Además, el comunicado aclaró que “esta flexibilización de la posición mínima diaria no tiene efecto sobre el requisito promedio mensual, que resulta el relevante para la meta de promedio mensual de la base monetaria”.

Cadena3

Espacio Publicitario




 
Top