GuidePedia



Se trata de María Fuentes, quien declaró haber recibido una amenaza telefónica en la escuela donde trabaja Corina de Bonis, la docente que denunció haber sido torturada en septiembre. 



La vicedirectora del Centro de Educación Complementaria Nº 801 del partido bonaerense Moreno, donde trabaja Corina de Bonis, la docente que denunció haber sido torturada en septiembre pasado, fue imputada por el delito de falso testimonio.

Así lo confirmó a NA el procurador general de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, quien aseguró que María Fuentes, fue imputada por el fiscal que investiga el caso por el delito de "falso testimonio en concurso con estafa procesal", que prevé una pena máxima de 8 años.

PUBLICIDAD




"La docente declaró haber recibido una amenaza telefónica en el Colegio. Se relevaron todas las llamadas, origen y destino, tiempo de duración y declaraciones testimoniales, pero se encontraron absolutas inconsistencias", comentó Conte Grand.

La fiscalía que investiga el hecho, a cargo de los fiscales Leandro Ventricelli y Emilio Buscalia, habría determinado la inexistencia del supuesto llamado denunciado por Fuentes en el que habrían amenazado a los docentes de esa institución y certificado que la comunicación telefónica en realidad la realizó un pariente cercano a un alumno de la escuela preguntando por la provisión de viandas correspondientes al Servicio Alimentario Escolar.

Corina de Bonis había mostrado las marcas del presunto ataque | Foto: WEB

La vicedirectora, María Fuentes, aseguró en diálogo con NA que este martes no había sido notificada de la imputación hasta el momento y sostuvo que "el fiscal pone en duda todo lo que le sucede a los docentes de Moreno".

"A esto no lo veo en función mío, sino de los docentes de Moreno. Esto tiene que ver con una marco más grande de amenazas a todos los docentes. El CEC no fue el único que recibió amenazas. Hay muchos docentes sumariados. Por eso digo que a esto hay que leerlo en el contexto de lo que pasa con las escuelas en el distrito", afirmó Fuentes.

Al referirse al llamado con la amenaza que ella denunció el pasado 21 de septiembre, una semana después de la denuncia de tortura realizada por Corina De Bonis quien aseguró haber sido golpeada, subida a un auto, torturada y tajeada en el abdomen con la frase "Ollas no", Fuentes comentó que si bien atendió varios llamados en los que se escuchaban respiraciones, en este específicamente le dijeron "terminen con todo".

"El 21 atendí el teléfono porque pasaba cerca y sonó. Nadie hablaba y se escuchaba silencio del otro lado. Dije dos veces CEC 801 y ahí es cuando dicen muy rápido 'corten con todo' y se cortó la llamada. En ese momento entra una llamada de una mujer que pregunta si entregaban las viandas y cuándo le pregunto quién es, corta", relató Fuentes.

Ese mismo viernes 21, personal de la Fiscalía que investiga las amenazas y la denuncia de la docente De Bonis revisaron la institución y realizaron pericias en el lugar.

De Bonis, la maestra que denunció torturas en Moreno  |  Foto Archivo

Tres días después y según contó la vicedirectora, autoridades del establecimiento educativo se acercaron a la fiscalía en donde les informaron que "la situación de Corina era delicada porque aún no se había encontrado nada y que faltaban las pericias psicológicas".

La semana pasada, Conte Grand había dicho que en la causa que investiga el ataque a De Bonis, "las pruebas que los fiscales recabaron no coinciden con el relato de los hechos que hizo la víctima", y reveló que una hipótesis bajo investigación se refiere a un caso de violencia de género.

No obstante, el procurador provincial se encargó de aclarar que los fiscales "por el momento" no tienen entre las hipótesis el "falso testimonio" de la mujer, a pesar de presuntas inconsistencias en su relato.


Cadena3

Espacio Publicitario




 
Top