GuidePedia

Foto Ilustrativa
Un jubilado de Quemú Quemú fue estafado este jueves por delincuentes que se hicieron pasar por agentes de Anses para sacarle dinero. Lo llamaron por teléfono y le hicieron depositar 90 mil pesos en una cuenta bancaria.


El hombre, de 60 años, recibió un llamado cerca del mediodía donde le solicitaron sumas de dinero a cambio de agilizar trámites vinculados al Programa Nacional de Reparación Histórica. El jubilado concurrió al cajero del banco Nación y realizó dos depósitos por un tortal de 90 mil pesos a una cuenta que le fue proporcionada por los delincuentes. 

PUBLICIDAD




Sin embargo, cuando alertó de esta situación a su hija rápidamente concurrió a la entidad bancaria de la localidad para bloquear las cuentas e impedir que el dinero sea cobrado. 

“Unos delincuentes haciéndose pasar por gente de Anses me estafaron en $90.0000. Espero poder recuperarlos porque las cuentas ya están bloqueadas. O sea que estos sinvergüenzas no pueden cobrarlos”, contó. “Ojo no atiendas ningún llamado de Anses. Son pillos”, recomendó. 

En horas de la tarde, el hombre radicó la denuncia en la comisaría de Quemú Quemú a cargo del subcomisario Agustín Martínez. 

¿Cómo funciona la estafa? Los delincuentes les solicitan al jubilado o jubilada que se dirija hacia un cajero automático con un teléfono celular para no cortar la comunicación, y una vez allí le indican cómo realizar una trasferencia bancaria a una cuenta determinada. 

Desde la Anses explicaron que no se comunican telefónicamente para solicitar datos personales. 

El trámite del Programa de Reparación Histórica es gratuito, ya que los gastos los asume en su totalidad la Anses y el organismo se hace cargo de la totalidad de los honorarios de aquellos abogados que fueron seleccionados de sus padrones. Cuando se opta por un profesional particular, la Anses afronta sus honorarios hasta el monto acordado para los letrados inscriptos en los padrones del organismo.


iTextual

Espacio Publicitario




 
Top