GuidePedia

Foto: WEB
El vicepresidente de la Federación Farmacéutica (Fefara), Miguel Osio, denunció que en Santa Rosa se venden medicamentos en lugares que no están habilitados. 


“Se le ha perdido el respeto al fármaco, que es un tóxico, permitiendo que cualquiera lo maneje”, disparó. Rechazó la instalación de grandes cadenas de farmacias y consideró como un “despropósito sanitario” que estos establecimientos se concentren mayoritariamente en el centro de la ciudad.

PUBLICIDAD




“Se ven medicamentos en lugares que no son farmacias. No sé si esos medicamentos son o no truchos, pero se trata de remedios que están por un canal que no es el legal. Hablo, en algunos casos, de fármacos que son de venta bajo receta no sólo de aquellos de venta libre, donde no hay ningún control”, dijo el farmacéutico. 

“Quien vende ese medicamento no tiene idea de cómo se conserva, qué temperatura es la ideal para su conservación, cómo administrarlo y a quién dárselo. Me pregunto quién asesora en ese caso a la persona que lo va a consumir, dado que en el lugar no hay ningún profesional en la materia”, acotó.

“Los municipios del país, en general, no tienen estructura para hacer inspecciones y, a la vez, Salud Pública aduce que todo lo que es kiosco, estaciones de servicios, supermercados o comercios en general le compete al municipio”, amplió. 

“Por lo general no se ponen de acuerdo para dejar por encima el bien común de la sociedad: ahí se produce un callejón por donde pasa toda la medicación trucha”.

Respecto de los medicamentos que llegan a las farmacias de La Pampa, dijo que la provisión es “fácilmente controlable” por tratarse de una provincia chica. Detalló que los fármacos llegan procedentes de droguerías de Santa Rosa, General Pico o de otras provincias que tienen tránsito federal, con orden sanitario y legal.

En tanto, aseguró que la industria farmacéutica está inmersa en la situación de crisis del país y rechazó la instalación de Farmacity en la capital pampeana porque “trajo un modelo de farmacia que la Federación no propicia”. “Nosotros defendemos el estilo de farmacia española, que resiste estoicamente el avance de la desregulación. España tiene un modelo de farmacia que rescata al paciente, posee atención profesional y se especializa en medicamentos”, aseguró a Noticiero 3.

Osio, a la vez director ejecutivo del Colegio Farmacéutico de La Pampa, declaró que el hecho que las farmacias estén todas aglutinadas en el centro de Santa Rosa es un “despropósito sanitario”. Recordó que hace más de veinte años que le vienen reclamando una regulación al ministerio de Salud. “La farmacia debe contar con un profesional presente todo el tiempo, con una distribución espacial acorde y una cantidad adecuada por habitante”.

Finalmente, resaltó que también es importante regular la propiedad del local, algo que debe estar inescindible del ejercicio profesional de modo que el farmacéutico no pueda estar ajeno a la propiedad de la farmacia, ya sea en forma directa o a través de una sociedad.

iTextual

Espacio Publicitario




 
Top