GuidePedia

Foto: PampaDiario

El próximo jueves a las 10 en la Sala Mechi Mario de Casa de Gobierno se reunirá la paritaria estatal para discutir dos puntos: el incremento salarial para el bimestre noviembre-diciembre y el bono de fin de año. “Vamos a pedir un porcentaje y cláusula gatillo. El Gobierno está dulce”, dijo el secretario general de ATE, Ricardo Araujo.


Los estatales cobrarán a fin de noviembre el incremento de setiembre y octubre y los gremios estatales quieren cerrar cuanto antes el aumento para noviembre y diciembre con la misma modalidad que hasta ahora: un porcentaje y cláusula gatillo por si la inflación mensual supera lo acordado.

“Además del aumento para lo que resta del año tenemos que discutir el bono de fin de año y el suplemento”, dijo el secretario general de ATE, Ricardo Araujo.

PUBLICIDAD





“El ministro de Hacienda (Ernesto Franco) pidió madurez y nosotros hemos sido maduros y responsables. El Gobierno hoy está dulce”, sostuvo el dirigente gremial.

Por su parte, Julio Acosta, secretario general de Luz y Fuerza adelantó que “Al no tener los datos del Indec (sobre la inflación de octubre), como para poder hacer un razonamiento mucho más ajustado de la realidad, no sabemos aún si la paritaria va a realizarse o no el día (jueves) 15”

No obstante Acosta confirmó que la cláusula gatillo y el bono de fin de año serán dos de los temas a tratar con las autoridades provinciales. 

Según precisó el gremialista, la Mesa Intersindical pretenderá que en enero de 2019 se abone junto haberes de ese mes el aumento -y la cláusula- que decida en estas paritarias, tal como sucedió a principios de este 2018. 

“Ya hay un preacuerdo, son declaraciones del propio gobernador (Carlos Verna) que dijo que ‘la provincia de La Pampa no iba a perder el salario frente a la inflación’”, explicó Acosta, aunque fue cauto al afirmar que “todo dependerá de cómo se den las negociación en esta paritaria”.

Al ser consultado sobre el decreto que firmó el presidente Mauricio Macri, que obliga al sector privado abonar un bono en dos cuotas de una suma de $ 5.000, el gremialista expresó en Radio Noticias su “total desacuerdo” sobre que este beneficio “se convierta en un paliativo para que los salarios no pierdan tanto contra la inflación”. 

En ese sentido, Acosta señaló que esta medida está orientada a “impedir que los aumentos pasen a los básicos” y que “sólo sirve para un mes”.

iTextual | Pampadiario

Espacio Publicitario




 
Top