GuidePedia

Foto: WEB
El fallo de la Conmebol respecto de la realización de la segunda final, algo que en las últimas horas ganó más terreno que la suspensión y el otorgamiento de los puntos a Boca, puede conocerse este miércoles desde su Unidad Disciplinaria, y la sede del encuentro con más chances es la capital de Qatar, país organizador de la Copa del Mundo de 2022.


Las informaciones provenientes de la ciudad paraguaya de Luque, donde se concentró ayer ulo más importante de esta definición copera, indicaron que el fallo hubiese salido en esta jornada, pero como Boca presentó un extenso informe de 46 fojas como principal argumento para reclamar los puntos en juego, so pena de recurrir al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) en caso de ser rechazada su petición, se demoró la resolución.

Las manifestaciones, con comunicado incluido, del presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, respecto de que la Súperfinal se va a jugar "fuera de la Argentina, entre el sábado 8 y el domingo 9 de diciembre", vale decir tres días antes del comienzo del Mundial de Clubes de Abu Dhabi, muestran claramente el camino hacia el que conduce esta conflictuada definición de la Copa Libertadores 2018.

PUBLICIDAD




Y si bien, según anunció el presidente boquense, Daniel Angelici, su institución va a agotar todos los recursos para quedarse con el título en los escritorios de Conmebol, ante lo inevitable el "xeneize" podría presentarse mientras el reclamo ante el TAS siga su curso.

Los que votarán hoyen la Unidad Disciplinaria de la Conmebol serán su presidente, Eduardo Gross Brown, de Paraguay, que tiene como antecedente inmediato haber votado a favor de darle los puntos a San Lorenzo ante Deportes Temuco, de Chile, este mismo año, por mala inclusión de un futbolista; Amarilis Belisario, la representante de Venezuela, y Cristóbal Valdes, de Chile.

El que se quedó afuera de este grupo de cinco votantes fue el brasileño Antonio Meccia para que no quedaran emparejados en sufragios, porque obviamente el argentino Diego Pirota, restante miembro de esta Unidad Disciplinaria y hombre vinculado a Boca Juniors, no forma parte de esta resolución.

Si el fallo le sale desfavorable, Boca apelará inmediatamente y el Tribunal de la Conmebol correspondiente tendrá entre 24 y 48 horas para darle curso o rechazar ese reclamo.

Si la negativa de la Unidad Disciplinaria persiste, Boca. como quedó expuesto, recurrirá al TAS, y River estará obligado a presentar el consecuente descargo en un plazo no superior a los 20 días.

PUBLICIDAD




Pero en caso de tener que jugarse el partido, se abre un interrogante dentro de la directiva boquense, ya que deberá decidir entre presentarse a jugar donde la Conmebol resuelva, o bien no hacerlo y esperar que el TAS tome la resolución, que podría llevar un par de meses, con el riesgo de ser sancionado a futuro con severas penas si el organismo con sede en Laussana, Suiza, falla desfavorablemente.

Por eso en este momento del otro lado de la calle, obviamente, como principal interesado tiene a River Plate, que quiere jugar con público en el Monumental dado que ya recaudó unos 100 millones de pesos que de lo contrario debería devolver a sus hinchas.

Las otras sedes alternativas, donde se podría jugar con público de ambos equipos, van desde Miami hasta Asunción, pasando por la propia Abu Dhabi.

Y mientras están atentos a esta situación, hoy River y Boca pusieron la cabeza en temas más cotidianos.

Los riverplatenses arribaron esta noche a las 20.30 al aeropuerto Astor Piazzola, de Mar del Plata, para disputar hoy la semifinal de la Copa Argentina ante Gimnasia y Esgrima La Plata.

Los boquenses, en tanto, practicaron esta tarde en Casa Amarilla, donde el plantel escuchó atentamente lo mucho que le habló el entrenador Guillermo Barros Schelotto, aunque la práctica contó con varios futbolistas que realizaron trabajos diferenciados por estar padeciendo distintas lesiones.

Luego de que desde la fiscalía que tiene a su cargo investigar los sucesos que derivaron en la suspensión del partido el sábado pasado le tomaran declaraciones a los jugadores, Boca volvió a los entrenamientos en el complejo Pedro Pompillo, donde los que trabajaron aparte fueron Leonardo Jara, Pablo Pérez, Cristian Pavón, Frank Fabra y el juvenil Gonzalo Lamardo.

Las próximas horas serán decisivas entonces para que desde Paraguay se conozca que rumbo tomará esta final más "indefinida" de la historia, y de disputarse efectivamente el 8 o 9 de diciembre (el sábado no será posible en Paraguay porque ese día se venera allí la Virgen de los Milagros de Caacupé y no se puede llevar adelante ninguna actividad pública, además de que se jugaría a puertas cerradas), habrá que ver quien la recibirá.

Diario Jornada

Espacio Publicitario




 
Top