GuidePedia

Foto: Cadena3
Las lockers permanecían selladas desde la desaparición del buque antes de partir en su última misión el 25 de octubre de 2017. 

La jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, ordenó abrir los lockers que cada uno de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan usaba para guardar sus pertenencias en la Base Naval de Mar del Plata. 

Se secuestró alguna documentación que pudiera servir para la causa, como papeles y anotaciones", detallaron fuentes cercanas a la investigación de la búsqueda y desaparición de este buque de guerra de la Armada de nuestro país. La recuperación de las pertenencias de los marinos fue un reclamo de los familiares tras haber sido localizados los restos del submarino sobre el lecho marino a 907 metros de profundidad. 

PUBLICIDAD




Asimismo, la apertura de cada taquilla fue filmada y todos los objetos fueron rotulados y nomenclados, a la espera de que la magistrada autorice la entrega de las pertenencias a los familiares de los submarinistas desaparecidos. 

Según los allegados de los tripulantes, los marinos solían guardar allí cartas, fotografías, vestimenta, anillos, libros, documentos, souvenirs y hasta elementos del traje de gala y del uniforme oficial que no usaban mientras estaban embarcados. 

Cada casillero es más grande que un tradicional locker de vestuario pero más chico que un armario típico, con una dimensión de alrededor de 1,8 metros de alto por 80 centímetros de ancho. Después de la perdida de contacto el ARA San Juan, Yáñez había ordenado que cada una de las taquillas fuera sellada con un precinto judicial numerado y que recién ahora fueron abiertas tras encontrar el submarino el 17 de noviembre pasado.

Cadena3

Espacio Publicitario






 
Top