GuidePedia

Foto Ilustrativa: WEB
El Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró que una explosión provocada por la interceptación de misiles israelíes sacudió Damasco y sus alrededores. La agresión vino de territorio libanés.



Las defensas aéreas del Ejército sirio repelieron este martes lo que podría ser un ataque con misiles de Israel cerca de la capital, Damasco, informaron medios oficiales y activistas.

PUBLICIDAD






La agencia de noticias estatal siria, SANA, dijo que las defensas aéreas repelieron "objetivos enemigos" al oeste de la ciudad, sin ofrecer más detalles sobre la naturaleza de estos objetivos, que fueron abatidos.

SANA agregó que "la agresión" procedió desde el territorio libanés, lo cual podría indicar que fue perpetrada por Israel, ubicado al oeste de Siria y al sur del Líbano.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos aseguró que una violenta explosión sacudió Damasco y sus alrededores, y según las fuentes consultadas por la ONG, esta habría sido provocada por la interceptación de misiles israelíes por parte de las defensas aéreas de las fuerzas gubernamentales.

La ONG, con sede en Londres y cercana a la oposición siria, agregó que esta no sería la primera vez que Israel ataca posiciones del Ejército sirio y sus aliados, entre ellos milicias iraníes y libanesas chiitas, en los alrededores de la capital.

El último ataque de gran envergadura se produjo el pasado mes de mayo, cuando la aviación israelí bombardeó unos 70 objetivos, entre ellos centros de control y mando y logísticos, almacenes e infraestructura de armas, en territorio sirio.

Entretanto, el canciller de Turquía, Mevlut Çavusoglu, insistió hoy en que su Ejército lanzará pronto una operación contra las milicias kurdosirias en el norte de Siria, pero dará ese paso en coordinación con la retirada de las tropas estadounidenses del país árabe.

PUBLICIDAD






"Con la retirada de Estados Unidos, el sueño de las (milicias kurdas) YPG de crear un estado independiente ha acabado", afirmó Çavusoglu en un encuentro con la prensa en Ankara.

El ministro turco se refirió así a las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), milicias laicas aliadas de Estados Unidos en la lucha contra los yihadistas en Siria, pero consideradas por Ankara extremistas por sus vínculos con el PKK, la guerrilla kurda activa en Turquía.

Las ganancias territoriales en el norte de Siria de las YPG levantaron recelos en Ankara sobre la posibilidad de que lograran algún tipo de estatus autónomo y que eso tuviera un impacto en las reivindicaciones de los alrededor de 15 millones de turcos de etnia kurda.

Turquía ha enviado refuerzos militares a la frontera con Siria y a zonas del noroeste de ese país controladas por milicias árabes proturcas, especialmente en las cercanías de la ciudad de Manbech, de donde Turquía ha insistido que las YPG deben retirarse.

"Si Turquía dice que va a entrar en Manbech, entrará. Pero estamos coordinando eso con el proceso de retirada de Estados Unidos", aseguró el jefe de la diplomacia turca, citado por la agencia de noticias EFE.

"Continuamos manteniendo contactos diplomáticos (con los Estados Unidos) y hablamos sobre las condiciones de la retirada", agregó.

Manbech es una localidad estratégica controlada por las YPG desde 2016, cuando expulsaron de la misma al grupo islamista radical Estado Islámico (EI), con ayuda de Estados Unidos y la coalición internacional antiyihadista.

Las relaciones entre Washington y Ankara se habían tensado en los últimos meses debido al apoyo de Estados Unidos a unas milicias kurdas que Turquía considera "terroristas" y a las que había amenazado con aniquilar.

"Quizá hayamos solventado ese problema desde sus raíces con la retirada de Estados Unidos de Siria", aseguró Çavusoglu sobre las relaciones entre Ankara y Washington.

Cadena3

Espacio Publicitario





 
Top