GuidePedia

Foto: Cadena3
MIRÁ LAS FOTOS El "Millonario" festejó en el estadio Monumental la victoria ante Boca Juniors por 3-1 en la final de la Copa Libertadores 2018, que se disputó en Madrid y significó uno de los títulos más importantes en la historia “millonaria”.

El pueblo de River vivió hoy una espectacular fiesta de bienvenida para el plantel campeón de la Copa Libertadores 2018, que ofrendó el trofeo en un estadio "Monumental" repleto con 60 mil hinchas que vibraron con una celebración de un alto nivel emotivo.

El estadio abrió las puertas a las 15.30, y a la espera de la llegada del plantel, los hinchas “millonarios” comenzaron a llenar de a poco el estadio. 

Los flamantes campeones de la Copa Libertadores fueron acompañados por una caravana de motos particulares durante todo el trayecto al escenario de Núñez, donde una multitud lo esperaba para celebrar la consagración lograda ante Boca Juniors en Madrid, el pasado domingo 9 de diciembre.

El micro con los jugadores y el cuerpo técnico de River Plate ingresó al Monumental a las 19.48 hs, una hora y media después de salir del Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini de Ezeiza.

Las sonrisas, las lágrimas, los cantos contra su vencido Boca Juniors se entremezclaron desde el momento que la delegación de River bajó del avión que lo trajo desde Emiratos Árabes Unidos al aeropuerto de Ezeiza, cerca de las 17:00, hasta que dio la vuelta olímpica en el "Monumental", pasadas las 21:30.

Los hinchas, con banderas y camisetas de la banda roja, desafiaron al sofocante calor que se sufrió en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense para poder ver a sus ídolos de cerca, luego del tercer puesto en el Mundial de Clubes de Emiratos Árabes Unidos.

PUBLICIDAD








A la salida del aeropuerto, sobre la Autopista Riccheri, los hinchas rodearon el micro y retrasaron los tiempos de la delegación “millonaria”, que tenia previsto llegar al estadio cerca de las 18.30.

Su tránsito se hizo más fluido a la altura de la localidad bonaerense de Ciudad Evita y mantuvo el ritmo a lo largo de la Avenida General Paz y Lugones, antes de ingresar al estadio por uno de los portones de Udaondo.

Ya dentro de la cancha, los jugadores hicieron el trasbordo a un micro descapotable, en el que se desplazaron por el anillo olímpico del Monumental para ofrecerle el trofeo a los hinchas. La delegación “millonaria” aterrizó en Argentina a las 16.58 tras volar desde los Emiratos Árabes, sede del Mundial de Clubes de la FIFA en el que obtuvo el tercer puesto.


PUBLICIDAD








Los hinchas de River tuvieron la oportunidad de conmemorar una conquista única generada por la victoria en tierra española luego de los incidentes del 24 de noviembre en la previa del partido desquite cuando la serie ante Boca estaba 2 a 2.

Los simpatizantes que contaban con su ticket para la frustrada final en el Monumental pudieron entrar al estadio, con DNI en mano y la previa activación en la página oficial del club.

En el estadio había cotillón provisto por el club, que contrató al DJ Tommy Muñoz para musicalizar un evento que tuvo, entre otras sorpresas, la recreación del gol del "Pity" Martínez ante Boca, que significó el 3-1 en la revancha de la final jugada en el "Santiago Bernabéu" de Madrid.



PUBLICIDAD




Un momento inolvidable

Pasadas las 20:00 comenzó el festejo oficial, que tuvo como primera medida la presentación, uno a uno, de todos los integrantes del plantel y cuerpo técnico. Por cuestiones personales, según se informó, no estuvieron Franco Armani, Juan Fernando Quintero y Rafael Santos Borré, quienes debieron ir hacia Colombia.

Allí, los más aplaudidos fueron Gonzalo Martínez, a quien le corearon su canción personal desde las cuatro tribunas del estadio, Jonatan Maidana, Lucas Pratto, Enzo Pérez y el capitán Leonardo Ponzio.

Un párrafo aparte fue para el entrenador Marcelo Gallardo, a quien lo antecedió un video sobre su recorrido en esta Copa Libertadores con sus frases más importantes.

Gallardo, con el trofeo de la Copa Libertadores en sus manos, recorrió la pasarela hasta llegar al escenario, convocó a los capitanes Ponzio y Maidana, y juntos la levantaron para hacer estallar el estadio "Monumental".

Ponzio, con el himno de River de fondo, fue luego el encargado de colocar el trofeo en el atril junto a las anteriores tres Libertadores ganadas en la historia del club de Núñez.

Enseguida, todo el plantel se subió al micro descapotable que lo esperaba en la pista de atletismo para dar la vuelta olímpica y saludar a todos los rincones del estadio "Monumental" donde había un hincha de River.

Así, River cerró una de las páginas más importantes de su historia, con su cuarta Copa Libertadores descansando en el "Monumental" y el plus de haberla conseguido contra Boca, en la final más soñada del fútbol mundial.

Diario Jornada | Cadena3








Espacio Publicitario






 
Top