GuidePedia

Foto Sólo Ilustrativa

El insólito episodio se registró en Prato, Florencia, Italia. El ADN practicado al recién nacido confirmó que su padre es un adolescente, hijo de una pareja amiga de la profesora de inglés.




Un análisis de ADN confirmó que el padre del bebé que tuvo una mujer de 35 años es un alumno, que en el momento del coito tenía 13 años, a quien le daba clases particulares de inglés.

El insólito suceso conmueve a la ciudad de Prato, cercana a Florencia, en el centro de Italia. La flamante madre fue acusada por la familia del alumno de violencia sexual contra un menor de edad: el responsable de un acto sexual, aunque consensual, con un adolescente que aún no cumplió 14 años es castigado con la misma pena prevista para la violencia sexual.

PUBLICIDAD




La mujer se sometió voluntariamente al examen de ADN y se presentó ante los magistrados para declararse inocente. Según medios italianos, justo durante el interrogatorio, que duró tres horas, uno de los fiscales le informó que había llegado el resultado del examen de ADN realizado en un laboratorio. Sufró un momento de crisis y luego siguió respondiendo preguntas sobre los primeros encuentros que tuvo con su alumno.

"Es necesaria la máxima cautela porque hay tres menores para tutelar: el bebé recién nacido, el alumno y el otro hijo de nuestra cliente", señalaron los abogados defensores de la mujer.

La fiscalía interrogará en los próximos días a algunas amigas de la profesora, a quienes, según la denuncia presentada por la familia del chico, les habría contado su secreto de que el bebé era del alumno a quien le daba clases de inglés.


Cadena3

Espacio Publicitario









 
Top