GuidePedia


El gobierno de Nicolás Maduro atribuyó el problema a un "sabotaje orquestado desde Estados Unidos y el antichavismo". El suministro de energía se interrumpió en 22 de los 23 estados.





Un gigantesco apagón paralizaba desde el jueves distintas actividades esenciales en gran parte de Venezuela, una problema que el gobierno de Nicolás Maduro atribuyó hoy a un sabotaje orquestado desde Estados Unidos y el antichavismo a la corrupción y la ineficacia en la administración pública.

El normal suministro de energía eléctrica se interrumpió a las 17 de ayer en 22 de los 23 estados de Venezuela y causó múltiples trastornos a la mayoría de la población, incluida la de Caracas.

En la tarde de hoy el servicio comenzó a restablecerse en algunas zonas de Caracas y del estado de Miranda pero amplias regiones del país seguían sin luz a pesar de las promesas del gobierno de solucionar los trastornos en pocas horas, informó la prensa local.

Maduro ordenó hoy la suspensión de las clases y de las actividades en la administración pública, mientras se potenciaron las quejas de los ciudadanos por los problemas en la atención de los hospitales, el abastecimiento de combustibles y el funcionamiento del comercio, el transporte público y las comunicaciones.

El apagón, considerado por muchos como el más grande en la historia del país, se produjo en momentos de máxima tensión política en Venezuela, donde el chavismo representado por Maduro libra una dura lucha por el poder con el antichavismo, liderado por Juan Guaidó, quien se proclamó presidente interino en enero pasado por encargo de la Asamblea nacional (AN, Parlamento).

"La corrupción y el desastre es lo que ha causado esta situación", dijo Guaidó al hacer una recorrida por las calles de Caracas para conocer la magnitud de un apagón que en su inicio afectó al 90% del país.

El presidente encargado aprovechó para negar veracidad a las denuncias de sabotaje efectuadas por el chavismo. "Saboteo es robarse el dinero de los venezolanos, Saboteo es quemar comida y medicina, Saboteo es robar elecciones", dijo en Twitter.

Casi al mismo tiempo, el considerado número dos del régimen venezolano, Diosdado Cabello, hizo responsable del colapso del sistema eléctrico al "imperialismo y sus aliados"

"Han atacado nuestro sistema eléctrico nacional, dejando sin luz tanto a chavistas como a opositores. Los voceros imperiales celebran abiertamente, debemos prepararnos para seguir resistiendo y batallando, ellos no podrán y nosotros Venceremos", afirmó Cabello.

Cabello siguió la línea de la vicepresidenta Delcy Rodríguez, quien en la noche del jueves afirmó que el corte se debía a un sabotaje llevado a cabo por sectores extremistas bajo las directivas del senador republicano estadounidense Marco Rubio.

Venezuela depende de su vasta infraestructura hidroeléctrica, más bien que de sus grandes reservas de petróleo, para su provisión eléctrica doméstica.

Sin embargo, años de desinversión y desmanejo han perjudicado y dañado las grandes represas, y los cortes son muy frecuentes, aunque nunca de la magnitud como el de estas horas.

El aeropuerto internacional de Caracas también se quedó sin luz, según dijeron viajeros que debían tomar vuelos en mensajes en redes sociales.

El partido de fútbol por la Copa Libertadores, programado para anoche en Barquisimeto, capital del estado Lara, tuvo que ser suspendido.

La compañía de luz estatal Corpoelec aseguró que se trató de un sabotaje de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, una de las mayores de Latinoamérica, ubicada en el estado de Bolívar, aunque no dio detalles de cómo se produjo el ataque.

El secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, rechazó las acusaciones contra Estados Unidos.

"La escasez de electricidad y el hambre son resultado de la incompetencia del régimen de Maduro", tuiteó.

Cadena3

Espacio Publicitario




 
Top