GuidePedia

Foto: WEB
Sin la venia de la conducción de la CGT, los gremios "duros", con Hugo Moyano a la cabeza, y las tres CTA realizan este martes una nueva huelga. Marchan a Plaza de Mayo. En Santa Rosa, Los gremios se movilizaron por el centro de la ciudad.




Sin la adhesión de la conducción de la CGT, los sindicatos más "duros" de la central obrera, con Hugo Moyano a la cabeza, y las tres vertientes de la CTA concretarán este martes un nuevo paro contra las políticas del Gobierno y marcharán a la Plaza de Mayo.

La medida de fuerza fue impulsada por los gremios de la CGT que se apartaron de la conducción, como los Camioneros de Hugo y Pablo Moyano, los Bancarios de Sergio Palazzo y el SMATA de Ricardo Pignanelli, mientras que de inmediato se plegaron las tres CTA (la de Hugo Yasky, la de Pablo Micheli y la de Ricardo Peidró).

Todos esos dirigentes y los afiliados de sus sindicatos confluirán en una movilización que se realizará a las 13 en la Plaza de Mayo, donde habrá un acto con declaraciones de los líderes gremiales convocantes.

Por separado y a la tarde, marcharán a la misma plaza partidos y gremios de izquierda.

Estos sindicatos desafiaron así a la cúpula de CGT, que evitó sumarse a la protestas en medio de la pulseada interna de larga data entre los "combativos" y los "dialoguistas" de la central obrera.

A raíz de la huelga, este martes no habrá clases en las escuelas y universidades públicas y privadas; no funcionarán con normalidad los hospitales públicos y no habrá atención bancaria, ni recolección de basura, ni transporte de mercaderías, mientras que el transporte público se verá afectado en Buenos Aires y alrededores debido a que no funcionarán subtes y habrá complicaciones en los trenes y colectivos, porque habrá acatamiento dispar en esos dos servicios.

En la jornada siguiente, el miércoles 1 de mayo, feriado por el Día del Trabajador, habrá un paralización total del transporte público, ya que los sindicatos de la CATT convocaron a una huelga para protestar contra los descuentos salariales que sufren por el Impuesto a las Ganancias.

PUBLICIDAD




Por su parte, Aerolíneas Argentinas canceló todos sus vuelos programados para este martes, medida que alcanzó a un total de 350 viajes y afectó a más de 22.000 personas a las que se les reprogramarán sus vuelos.

A horas del paro y de la marcha, el secretario general del gremio de Camioneros, Hugo Moyano, volvió a apuntar contra el presidente Mauricio Macri y afirmó que de aquí a diciembre "el Gobierno no va a encontrar la forma de cambiar" la situación económica que atraviesa el país, mientras que lamentó que "para reducir el déficit están haciendo pasar hambre" a la población.

Por su parte, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrcih, salió a aclarar que los que quieran ir a trabajar podrán hacerlo, ya que habrá servicios de colectivos y trenes y el Gobierno nacional garantizará la libre circulación durante la jornada.

"En la Argentina, este martes van a circular los colectivos y los trenes. Estamos trabajando fuertemente los gobiernos nacional, de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires para asegurar la libre circulación. Todas las personas tienen derecho a hacer paro, pero no a impedir que los que quieran trabajar trabajen", sostuvo el funcionario en declaraciones a la prensa.

En vísperas del paro, se produjeron nuevos incidentes contra choferes de colectivos. A las 8 de la mañana, la unidad número 5 de la linea 152 sufrió un ataque por parte de dos hombres que se conducían en un VW Gol. Los atacantes -que serían choferes de otras líneas- apedrearon la unidad cuando ingresaba a su cabecera en La Boca. Por el incidente, no hubo heridos.

Hechos similares ocurrieron sobre una unidad que realiza un recorrido en barrio San Isidro y sobre otras dos que circulan en Esteban Echeverría. Estas dos últimas fueron atacadas con bombas molotov y, por este motivo, la empresa decidió no salir a brindar el servicio el día martes.

Por estos hechos, detuvieron a cuatro personas.

Santa Rosa


Mientras tanto, en la capital pampeana se replicó la movilización y el paro. En el centro de la ciudad se aglutinaron varios gremios y manifestantes en contra de las políticas del Gobierno nacional. Entre los principales se hicieron presentes las CTA, el Movimiento 21F, la CGT Regional Centro Sur y otros gremios.

En un documento que fue leído durante el acto, las agrupaciones pidieron un plan de lucha nacional. "La desastrosa situación por la que atraviesa la economía del país está sumiendo a la a la clase trabajadora y al pueblo en su conjunto, en una de las peores crisis desde el regreso a la democracia. Las políticas que lleva adelante el presidente Macri, y que ratifica a cada momento, está creando cada día más y más pobres e indigentes, sumado a ello que la clase media, comerciantes y medianos empresarios no pueden ya soportar las cargas de los servicios públicos que al precio del dólar suben sin parar", dijeron en el documento.

PUBLICIDAD




Agregaron que "como si esto fuera poco no cesan en los intentos para cercenar derechos a los trabajadores, los intentos fallidos por implementar una reforma laboral son reemplazados por parches que escondidos en otras leyes muestran la insistencia por cumplir con los requerimientos de organismos internacionales de crédito sin el más mínimo miramiento del sufrimiento que ocasionan al pueblo trabajador".

"Los fallidos intentos de implementar medidas que puedan apalear la situación de crisis muestran a las claras la inutilidad del gobierno para gestionar en favor de los más necesitados y así nos encontramos con listas de productos que no existen en los comercios locales, con lo cual se nota a las claras la falta de sensibilidad y razón de los integrantes del gabinete nacional y el presidente.

No ha cedido el gobierno en su postura de presionar para que las paritarias se está homologuen por debajo de la inflación, y esto ocasiona que el poder adquisitivo sea cada vez menor", afirmaron.

Las agrupaciones que se movilizaron en Santa Rosa plantearon la situación que atraviesan los jubilados: "Ni hablar de la situación por la que atraviesan los jubilados a quienes se les calcula su haber en función del salario mínimo, que hoy es el 30 % del valor de la canasta básica. Por esta razón hoy miles de jubilados se encuentran en la indigencia, cuando en realidad es uno de los sectores más vulnerable de nuestra sociedad". 

PUBLICIDAD




En el documento también plantearon que "las tarifas y los combustibles, fijados a razón del precio del dólar son hoy unos de los pesos mas fuertes que debe soportar la sociedad en su conjunto, por eso miles de pequeñas empresas han cerrado sus puertas produciendo despidos de empleados.

El acceso al crédito es imposible a tasas que superan el 65 % y por esta razón los empresarios que aún subsisten no pueden invertir ni generar nuevos empleos ya que mantener lo que tienen requiere de un gran sacrificio. Denunciamos la explotación intensiva de nuestros recursos a través del agronegocio, la megaminería y el fracking, dejando a los pueblos contaminado y enfermos.

Rechazamos la privatización de Vialidad Nacional, repudiamos el decreto que crea Corredores Viales, y denunciamos la quita de presupuesto en tanto en Vialidad Nacional como en el INTA.

Ante todo esto creemos que es necesario que todos los que se sientan agredidos y maltratados; los que creyeron y hoy se sienten defraudados, los que jamás creyeron y siguen resistiendo las políticas neoliberales, los que sufren los despidos los cierres de fábricas, el hambre y la falta de oportunidades deben expresarse juntos en las calles para decir basta a este gobierno con sus atropellos".

"Por eso nos manifestamos juntos aun con diferencia, porque interpretamos que el único enemigo del pueblo es el que lo lleva a la desocupación, al hambre, a la miseria. Seguimos reclamando desde nuestro lugar a las organizaciones nacionales para que se pongan de acuerdo y convoquen de manera unificada a un plan de lucha que incluya paros nacionales en defensa de nuestros derechos", reclamaron. 

Participaron del acto el Centro Empleados de Comercio, ATE, UTELPa, Judiciales, la Asociación Bancaria, Camioneros, la Asociación de Docentes Universitarios, el Sindicato de Trabajadores de la Salud y Luz y Fuerza La Pampa, entre otros. 

“Entendemos que la actual situación catastrófica por la que atraviesa la economía argentina es consecuencia de un plan armado de manera deliberada por sectores políticos de poder que, en alianza y complicidad con los medios de comunicación hegemónicos, tienen la clara intención de concentrar en menos manos las riquezas de nuestro país, dando prioridad absoluta a quienes se sirven de la especulación financiera para acrecentar su capital”, aseguró la organización sindical. 

Los gremios se movilizaron por el centro de la ciudad.

PUBLICIDAD




Santa Fe

En la capital provincial, el acatamiento fue dispar. El servicio de transporte público y taxis funcionaba con normalidad, al igual que los comercios.

La administración pública provincial atendía al público con normalidad, ya que la UPCN no adhirió a la medida. Por su parte, la Municipalidad no brindaba sus servicios al igual que los bancos.

La recolección de residuos no se efectuaba y las calles de la ciudad se mostraban plagadas de basura. Por otro lado, las escuelas privadas tuvieron un acatamiento bajo.

Tanto la CGT -que sí adhirió en esta provincia- como las dos CTA marchaban hacia San Martín y Tucumán.

En Rosario, tanto la Municipalidad, los peajes como la recolección, el correo y los bancos adhirieron en un 100%. En este caso, las escuelas adhirieron en su totalidad y los hospitales funcionaron con guardias mínimas.

A las 10 de la mañana, comenzarían a marchar hacia el centro.

PUBLICIDAD




Mar del Plata

El acatamiento en esta ciudad era dispar: el sector público estaba inmovilizado en un 95%, mientras que el privado no presentaba grandes porcentajes.

El movimiento en la zona del centro era similar al de un día normal. Los comercios estaban abiertos, taxis y colectivos funcionaban con normalidad. El sistema de recolección de residuos se adhirió en su totalidad y el servicio se normalizaría el miércoles. Los bancos no prestaban atención al público.

A media mañana, una concentración de manifestantes realizaba un corte parcial en la Ruta 88, acceso a la ciudad.

PUBLICIDAD




Mendoza

En esta ciudad el acatamiento fue bajo y el funcionamiento de transportes, escuelas, hospitales, reparticiones públicas y comercio era normal.

El subsecretario de transporte, Luis Borrego, confirmó que el servicio funcionó con normalidad: "Tanto transporte urbano como de transporte de media y larga distancia, han funcionado con total normalidad".

Los hospitales atendieron turnos y realizaron todas las cirugías programadas. "Las operaciones se están llevando a cabo sin ningún inconveniente y con un presentismo del casi 100%", dijo a Cadena 3 el subsecretario de salud, Oscár Sagás.

El presentismo de docentes llegó al 99%, que, según palabras de la jega de Gabinete de la dirección de escuelas, Gabriela Orelogio, fue con total normalidad ya que es el porcentaje habitual.

Empleados públicos, privados y estatales prefirieron realizar asambleas y no pararon.

Comercios y estaciones de servicios permanecen abiertas. Tanto los bancos como el transporte de cargas se adhirieron a la medida y marcharán durante la tarde hacia el centro de la ciudad.

Cadena3 | El Diario LP | La Arena

Espacio Publicitario





 
Top