GuidePedia

Foto: WEB

El tandilense y el "Peque" se metieron entre los ocho mejores del Masters 1000. "Delpo" venció al noruego Casper Ruud por 6-4 y 6-4 y el porteño derrotó al local Mateo Berrettini por 6-3 y 6-4, ambos jugaron dos partidos en el día.


Del Potro, noveno en el ranking mundial de la ATP, se impuso en una hora y 35 minutos a Ruud (76) en el Foro itálico, quien había avanzado a cuartos tras la descalificación del australiano Nick Kyrgios.

El tandilense, de 30 años, jugó más temprano ante el belga David Goffin por los octavos de final pendientes de la jornada de ayer (suspendida en su totalidad por lluvia). Del Potro le ganó a Goffin (23) por 6-4 y 6-2, en una hora y 18 minutos.

PUBLICIDAD




En cuartos de final, el argentino se citó con Djokovic, que debutó con victoria sobre el canadiense Denis Shapovalov por 6-1 y 6-3 y luego venció al alemán Phillippe Kohlschreiber por 6-3 y 6-0.

El serbio y Del Potro no se ven las caras desde la final del Abierto de Estados Unidos del año pasado, que consagró al tenista balcánico luego de tres sets: 6-3, 7-6 (4) y 6- 3.

Djokovic (31 años), cuatro veces campeón del Mastes italiano (2008, 2011, 2014 y 2015), aventaja al tandilense 15-4 en el historial de enfrentamientos y fue ganador de los últimos cuatro partidos desde Acapulco 2017 a la actualidad.

Del Potro lo venció por última vez en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 y perdió las tres veces que jugó con "Nole" sobre polvo de ladrillo, dos de ellas justamente en Roma (2009 y 2017), ambas por la misma instancia que afrontarán mañana no antes de las 16 de Argentina en el court central.

De ganarle al número uno del mundo, Del Potro habrá concretado su mejor actuación histórica en el Foro Itálico sobre ocho presentaciones.

PUBLICIDAD




El otro argentino que sigue en carrera, Diego Schwartzman (24), también se instaló en los cuartos de final tras superar consecutivamente al español Albert Ramos (88) por 7-6 (7-5) y 6-1, y al italiano Matteo Berrettini (33) por 6-3 y 6-4.

El "Peque", de 26 años, enfrentará al japonés Kei Nishikori, que derrotó al alemán Jan Lennard Struff (verdugo del croata Marin Cilic) por 3-6, 7-6 (7/2) y 6-3.

En otros resultados de la jornada, el español Rafael Nadal (2 del mundo) y el suizo Roger Federer (3) también ganaron dos partidos en el día y se instalaron en cuartos de final del torneo romano.

Nadal, defensor del título y ganador de Roma en ocho oportunidades, vapuleó al francés Jeremy Chardy por 6-0 y 6-1 en apenas 66 minutos, y más tarde se sacó de encima en 62 minutos al georgiano Nikoloz Basilashvili por 6-1 y 6-0. "Rafa" se topará en cuartos con su compatriota Fernando Verdasco, quien eliminó al austríaco Dominic Thiem (número 4 del ranking mundial) por 4-6, 6-4 y 7-5.

PUBLICIDAD




En tanto, el suizo Roger Federer le ganó al portugués Joao Sousa por 6-4 y 6-3 y luego levantó dos match points pero terminó festejando ante el serbio Borna Coric por 2-6, 6-4 y 7-6 (9/7) en dos horas y media de partido.

El próximo rival de Federer saldrá del vencedor del encuentro entre el griego Stefanos Tsitsipas y el italiano Fabio Fognini.

El Masters 1000 de Roma forma parte de la gira sobre polvo de ladrillo previa a Roland Garros, el segundo Grand Slam del año que se jugará en París desde el 26 de mayo próximo.

Los argentinos que se consagraron campeones en Roma fueron Guillermo Vilas en 1980, José Luis Clerc en 1981 y Alberto "Luli" Mancini en 1989.

PUBLICIDAD




Nueva polémica de Kyrgios

Nick Kyrgios añadióun nuevo capítulo a su leyenda de bad boy: tras haber sido sancionado con un juego de penalización en el tercer set de su partido contra el noruego Casper Ruud, en segunda ronda del Masters 1000 de Roma, lanzó una silla a la pista, antes de marcharse.

El australiano, que había arreglado cuentas pendientes con Novak Djokovic y Rafael Nadal en una entrevista la víspera, perdió el control al inicio del tercer set.

Tras una conversación con el árbitro, recibió un juego de penalización, lo que le hizo perder los nervios. Entonces lanzó su raqueta al suelo y una silla a la pista, antes de agarrar sus cosas y dejar el partido, tras dar la mano al árbitro, siendo automáticamente descalificado.

Tras su victoria frente al ruso Daniil Medvedev la víspera, el australiano había hecho de las suyas. En una entrevista acordada a un periodista estadounidense, la tomó con Novak Djokovic.

"Tiene una obsesión enfermiza con la necesidad de caer bien a la gente. Quiere ser Roger (Federer). Quiere ser amado de tal manera que no consigue soportar lo contrario. Es algo embarazoso", dijo.

"Poco importa el número de Grand Slam que gane, no será nunca el más grande para mí. Simplemente porque le he enfrentado dos veces y, lo siento, si no me puedes derrotar, no eres el mejor de la historia", añadió, sobre Djokovic.

También la tomó con Nadal, alguien "opuesto totalmente" a él.

"Cuando me gana, todo va bien, te dice que eres un rival difícil y que has jugado bien... Pero cuando yo le gano, se pone a decir que no me respeta, no respeta a los aficionados, no tiene ningún respeto por este deporte. ¿Pero de qué habla? ¡Yo jugaba así antes y nada ha cambiado!", señaló.


PUBLICIDAD





¿Fuera de Roland Garros?

El nuevo enfado de Kyrgios, que motivó su descalificación de este jueves, puede salirle caro.

Además de una multa, el australiano se expone a una suspensión que podría privarle de disputar Roland Garros.

Este nuevo incidente construye todavía más su personaje, entre un carácter enigmático, golpes de genialidad y declaraciones polémicas. Un cóctel explosivo que le hacen ser uno de los tenistas más imprevisibles y volcánicos del circuito.

Desde hace tiempo, Kyrgios intenta también no usar su saque a cuchara, un golpe autorizado pero que normalemente no tiene lugar en el circuito.

Lo utilizó por ejemplo contra Nadal en su victoria ante el español en febrero en Acapulco.

Una manera más de cultivar la diferencia, pero una suspensión podría privarle de esos saques también llamativos y controvertidos durante un tiempo.?


Diario Jornada

Espacio Publicitario









 
Top