GuidePedia

Foto: Cadena3
Fue por 24 horas, en rechazo a las políticas del Gobierno. Conocé cómo fue la repercusión en todo el país.





La Confederación General del Trabajo (CGT) realizó este miércoles el quinto paro general en la era de Mauricio Macri, que se sientió de manera contundente en todo el país, ya que no funcionaron colectivos, trenes ni subtes y el cese de tareas alcanzó a escuelas, hospitales, comercios y actividad bancaria, entre otros sectores.

La medida de fuerza, que no incluyó convocatoria a una gran movilización, fue en rechazo a las políticas del Gobierno de Mauricio Macri y contó con la adhesión de los gremios "combativos" de la CGT que se apartaron de la cúpula, los de las tres vertientes de la CTA, los que responden a partidos de izquierda y los movimientos sociales.

PUBLICIDAD




Cómo se sintió en el país

Córdoba: El paro se sintió y tuvo impacto, con algunos matices. Muchos comercios del centro de la ciudad abrieron sus puertas. En los colegios, la asistencia de los docentes fue de alrededor del 20%. En una escuela de la capital, de 26 maestros sólo fueron 7, pero uno sólo adhirió y los otros faltaron por problemas de transporte. El Puente Centenario estuvo cortado por manifestantes.

Mendoza: La frecuencia del transporte público supera el 30% debido al servicio esencial que deben brindar las empresas -la circulación es similar a la de un feriado-. La adhesión de los docentes en los colegios fue baja ya que si faltan se les aplica el ítem Aula, que implica descuentos. Sin embargo, los alumnos no asistieron en masividad. En los colegios privados se vivió una jornada habitual. A través de WhastApp, algunos docentes compartieron cadenas para que los padres no envíen a los alumnos a la escuela para apoyar la medida de fuerza.

Los bancos y las estaciones de servicio estuvieron cerradas y el comercio en su mayoría abierto. Los hospitales estuvieron operativos.

Buenos Aires: El paro total del sistema de transporte público afectó fuertemente toda la actividad. Los taxis funcionaron pero en una proporción menor a la habitual. El sector público fue el más comprometido, incluidas las escuelas públicas. El sector privado fue afectado en una menor medida porque generalmente no se adhieren, pero en el caso escolar otros docentes argumentaron que no pueden llegar por la falta de transporte. Los hospitales atendieron con guardias mínimas.

Rosario: El acatamiento fue total, no hubo actividad en las escuelas públicas ni privadas, tampoco funcionó el transporte urbano ni los bancos. No hubo servicios en la administración pública ni en la actividad portuaria o industrial. Pocos comercios abrieron durante la mañana. Desde sectores gremiales previeron que tampoco trabajarán los shoppings ni las cadenas de supermercados. En el centro hubo dos marchas.

Santa Fe: El acatamiento fue alto y se vio poca gente en la calle. Muchos comercios abrieron sus puertas. En los hospitales las guardias fueron mínimas y no hubo atención pública ni clases. Las instituciones privadas no dieron clases por el paro de transporte que afectó al personal. Cinco manifestaciones fueron previstas a lo larga de la mañana en distintos puntos de la ciudad (una en el inicio de la autopista Santa Fe-Rosario).

Salta: Se registró una amplia ausencia del alumnado en las escuelas. En el colegio Sarmiento, por ejemplo, el 100% de los estudiantes faltaron, dos docentes adhirieron al paro y 10 no fueron por el paro total de transporte. Más del 90% de los alumnos se ausentaron en colegio privados, en los que no hubo adhesión docente.

No hay atención al público en los bancos ni en los destacamentos judiciales. No hubo recolección de residuos y se suspendieron los vuelos de Aerolíneas Argentinas y Latam. En los hospitales hubo guardias mínimas y los comercios abrieron con normalidad

Ushuaia: No hubo expendio de combustible ni actividad en los bancos. La cancelación de los vuelos de Aerolíneas y Latam generó complicaciones. En los colegios públicos no hubo clases y en la actividad privada hubo muy poca adhesión, pero se complicó la asistencia por el transporte. Se esperaban manifestaciones en el sector industrial.

Tucumán: No funcionó el transporte público ni los aviones. No hubo atención en los bancos. Tampoco hubo clases en las escuelas públicas. La administración pública funcionó con normalidad al igual que los comercios.

Mar del Plata: No hubo transporte público ni recolección de servicios. Los taxis funcionaron con servicio restringido y no hubo clases en las escuelas ni en la universidad. No hubo atención al público en las dependencias municipales ni estacionamiento medido. Tampoco hubo atención en bancos y en hospitales sólo se brindaron guardias mínimas.


PUBLICIDAD





Se trata de la sexta huelga general contra el gobierno de Macri (si se cuenta la del 29 de abril pasado que convocaron los gremios "duros" de la CGT sin el aval de la conducción), quien, de todas formas, se mantiene como el presidente no peronista con menor cantidad de paros desde el regreso de la democracia, según un informe que difundió el mes pasado la Escuela de Política, Gobierno y Relaciones institucionales de la Universidad Austral.

De 1983 a 2019, se efectuaron en el país un total de 42 paros generales nacionales (43 con el de este miércoles), de los cuales 26 se concentraron en tres presidentes no peronistas: 13, a Raúl Alfonsín; 8, a Fernando De la Rúa; y 5, a Mauricio Macri (serán 6), según indicó el texto denominado "Paros Generales desde la vuelta de la democracia".

Cadena3

Espacio Publicitario





 
Top