GuidePedia

Imagen
Foto: WEB
La mujer falleció porque el cirujano se confundió de órgano. Fue en el sanatorio Berazategui donde días atrás le amputaron una pierna sana a una jubilada.


Hace una semana, le amputaron la pierna equivocada a una mujer en el Nuevo Sanatorio de Berazategui y ahora se conoció una nueva denuncia contra ese lugar. familiares de Teresa Angilletta, de 71 años, aseguran que ella murió tras ser operada de un órgano sano.

Entró al quirófano con una orden de operación del píloro y, en lugar de desobstruirle ese conducto que comunica el estómago con el duodeno, le sacaron la vesícula.

PUBLICIDAD






La denuncia fue presentada por la familia, junto con su abogada Paola Stekloff, ante la Fiscalía descentralizada de Berazategui N°7, que es la misma que interviene en el caso de la amputación de la pierna equivocada.

La familia denunció por homicidio culposo en ejercicio de la profesión al médico que la operó, Fernando Javier Palladino, cirujano del sanatorio y a todo su equipo quirúrgico, informó el diario La Nación.

Según los familiares, el 30 de abril último la paciente ingresó al quirógrafo para ser operada de una obstrucción en el píloro que le generaba malestar desde enero.

La letrada dijo que cuando Palladino finalizó la intervención quirúrgica se dirigió a la sala de espera y pidió hablar con "los familiares de la operada de vesícula". "Ni siquiera sabía el nombre de la paciente. Y como ellos eran los únicos que estaban en el lugar, se acercaron a hablar con él y fue ahí donde se enteraron de lo sucedido", relató.

PUBLICIDAD






Cuando la familia le recriminó por la confusión, el cirujano intentó justificarse diciendo que "al abrirla notaron que la vesícula no estaba en condiciones". Pero la letrada aseguró que esa versión no pudo sostenerla ya que luego admitió su equivocación y volvió a operarla del píloro. 

"La sometieron a dos cirugías en el mismo día. Fue casi inmediato. Una vez que se le fue el efecto de la anestesia la volvieron a sedar y a meterla inmediatamente en el quirófano. Su muerte era algo que podía a suceder ya que la anestesia a esa edad es sumamente riesgosa", remarcó.

Si bien Angilletta salió bien de la segunda cirugía, su deterioro fue paulatino y falleció a los 15 días. "Ellos le hacían ecografías para chequear el píloro y no detectaron que tenía una pérdida de bilis a nivel estomacal. Tenía toda su cavidad inflamada por la bilis y recién se dieron cuenta cuando le hicieron la cirugía exploratoria y el cuadro era irreversible", denunció la abogada.


Cadena3

Espacio Publicitario





 
Top