GuidePedia

Imagen
= Foto: WEB = 

Se trata de Santiago Cafiero, Eduardo "Wado" De Pedro, Gustavo Béliz y Vilma Ibarra quienes coordinarán los equipos del Frente de Todos que realizarán el cambio de gestión.



Santiago Cafiero, Eduardo "Wado" De Pedro, Gustavo Béliz y Vilma Ibarra son los cuatro miembros del equipo de transición que eligió Alberto Fernández para su próxima gestión presidencial.


PUBLICIDAD


Los cuatro forman parte de un grupo integrado por 40 dirigentes del Frente de Todos que el sábado pasado se reunieron en la Universidad Metropolitana de la Educación y el Trabajo (UMET).

Nieto de Antonio Cafiero e hijo de Juan Pablo Cafiero, Santiago Cafiero es la mano derecha de Fernández y el hombre fuerte del Grupo Callao -el "think tank" que dio origen al proyecto albertista-.

Cafiero y Fernández se conocieron cuando ambos trabajaron en la campaña a senador nacional de Florencio Randazzo: en ese entonces el presidente electo era jefe de campaña.


PUBLICIDAD


El politólogo de 40 años, en cambio, era un militante peronista raso que hacía trabajo social en la Villa La Cava, de San Isidro, y en virtud de esa militancia fue invitado a sumarse al proyecto de Randazzo.

La química entre ambos fue instantánea y la relación política se fue profundizando en el tiempo, al punto que Cafiero suena como favorito para ocupar la jefatura de Gabinete.

De Pedro, por su parte, responde a Cristina Kirchner y a Máximo Kirchner, pero representa el ala más moderada de La Cámpora y en virtud de ese perfil fue incorporado a la mesa chica de Fernández, siendo un actor muy activo en la campaña.

El dirigente kirchnerista pica en punta para ocupar el Ministerio del Interior en el armado del Gabinete de Fernández.


PUBLICIDAD


Ex pareja del presidente electo, Vilma Ibarra fue convocada para asesorar en temas legales y de Justicia, y suena como posible secretaria de Legal y Técnica.

Abogada de profesión, es la hermana del ex jefe de Gobierno porteño Aníbal Ibarra, fue dirigente del Frente Grande y de la Alianza, espacio con el cual consiguió una banca de senadora nacional en 2001.

Béliz fue echado como ministro de Justicia de Néstor Kirchner por su enfrentamiento con el entonces poderoso agente de la SIDE Jaime Stiuso, a quien denunció por televisión y exhibió su fotografía.

A raíz de ese episodio con el espía, que nunca terminó de esclarecerse del todo, abandonó el país y tuvo cargos en organismos internacionales, hasta que Fernández lo recuperó este año como integrante de su equipo político.


Cadena3

Espacio Publicitario






 
Top