GuidePedia

Imagen
= Foto: WEB = 
La Nación espera que por esta iniciativa se garanticen "180 lecturas posibles para los 180 días de clase". Pretende llegar 10 millones de niños, niñas y adolescentes de nivel primario y secundario.




El presidente Alberto Fernández elogió este lunes que se estimule "volver a la lectura" y que le parece "maravilloso" retomar ese "hábito", en el acto de lanzamiento del Plan Nacional de Lectura, en un acto en el Museo Casa Rosada.


PUBLICIDAD


"Empiezo por confesarme analógico; celebro pasar las hojas, subrayarlas, marcarlas, amo que un libro de papel me atrape y lo pueda disfrutar como lo disfrutamos muchos de nosotros en tiempos en donde se leen y se tienen los apuntes en pantalla", expresó Fernández, acompañado por los ministros de Educación, Nicolás Trotta; de Cultura, Tristán Bauer; y de Justicia, Marcela Losardo.

El Presidente consideró "inevitable" ese avance y remarcó que "ya el papel parece obsoleto y la pantalla parece ser la regla", pero dejó en claro que "lo importante es disfrutar del hábito de la lectura", algo que, confesó, "lo atrapa mucho".

Fernández celebró que en el acto se hubiese leído el poema de Jorge Luis Borges "Juan López y John Ward" -a cargo de la escritora Claudia Piñeiro-, sobre la guerra en Malvinas, y sugirió que en algún acto se leyese "Las Causas", también del escritor argentino.




PUBLICIDAD



"Estuvo muy bien elegido ese poema que eligió Claudia", expresó el Presidente y exclamó: "No saben lo lindo que son estos actos, no saben lo que los disfruto", al disculparse con el auditorio por llegar tarde debido a que, dijo, estaba esperando a Trotta, y el ministro ya estaba en el Museo para el acto.

"Hubiera venido volando", enfatizó Fernández, y sostuvo que "no hay nada más lindo que pasar un tiempo con los creadores", ya sea de la música, las letras, la pintura, la escultura o el baile.

En cuanto al Plan de Lectura, se expresó a favor de sumar "la poesía de Borges a estos libros para que lean los chicos, como también hay que llevar la poesía de María Elena Walsh, y los cuentos cortos de Historias de cronopios y de famas, de (Julio) Cortázar".

"Yo que soy un cronopio me encantaría que cada argentino descubra qué es, si es un cronopio o un fama", apuntó, y calificó de "maravillosa obra" la de Cortázar.



PUBLICIDAD



Acerca del programa, remarcó que le "parece maravilloso que se aliente la lectura, porque el que escribe tiene un "don especial" al tener la capacidad de "mostrar escenas que sólo se construyen en la imaginación de uno y que sólo se pueden construir porque alguien lo está diciendo".

El Presidente también ponderó que a los chicos se les vuelva a crear "el hábito de la lectura" y evaluó que eso es "maravilloso" y "necesario" porque es una forma de "agilizar la imaginación del ser humano".

Al respecto, manifestó que insistía en que este "plan tiene mucho sentido porque es volver a poner un libro en la mano de los chicos, volver a hacer que sus padres les cuenten los mejores cuentos y volver a entender lo valioso de la lectura y lo valioso del que escribe, en todo sentido".

Asimismo, Fernández valoró "volver a recuperar la letra, el buen decir, la buena ortografía, la buena gramática y la buena sintaxis, porque todo eso tiene que ver con la lectura".

Por su parte, el ministro Trotta adelantó que también se lanzará el programa denominado "180 posibles lecturas para 180 días de clases", y explicó que de esa forma en cada escuela tendrán el material, el cuento y las historias de estas breves lecturas que se compartirán en cada una de las escuelas".

Estuvieron presentes la directora del Plan Nacional de Lectura, Natalia Porta López; y dirigentes de la Ctera como Sonia Alesso y los escritores Mempo Giardinelli, entre otros.



PUBLICIDAD


En qué consiste el plan

Apunta a alcanzar a 10 millones de niños, niñas y adolescentes de nivel primario y secundario de todo el país y a fortalecer el trabajo de docentes y bibliotecarios.

El mandatario y el ministro de Educación, Nicolás Trotta, detallaron los lineamientos centrales de este programa que se propone "garantizar 180 lecturas posibles para los 180 días de clase".

Para tal fin se pondrá en marcha la reedición de la colección "Leer por leer", destinada a escuelas secundarias y de adultos, y se producirá una nueva serie de antologías para cada año de la escuela primaria.

Bajo la premisa de que el 70% de los menores en situación de vulnerabilidad económica no han tenido la posibilidad de que alguien les lea un cuento, el objetivo central de esta iniciativa es garantizar el efectivo derecho a la lectura como herramienta para democratizar el conocimiento.



Cadena3

Espacio Publicitario






 
Top