GuidePedia

= Fotro WEB = 
El personal trainer detenido por incumplir la cuarentena grabó un video pidiendo disculpas al vigilador, a la sociedad y al presidente Alberto Fernández. Está imputado por "lesiones y amenazas".


El personal trainer detenido en Olivos luego de golpear a un vigilador de su edificio que lo había denunciado por no cumplir con la cuarentena de coronavirus tras haber regresado de los Estados Unidos dijo que fue "un cobarde" y le pidió disculpas al guardia y hasta al presidente de la Nación, Alberto Fernández, en un video que difundió en redes sociales.



PUBLICIDAD


"Quería pedirle disculpas a Gustavo (el vigilador) por haberlo agredido, no se merecía esa agresión. De corazón te pido disculpas y espero que puedas perdonarme", comenzó con su relato Miguel Ángel Paz (40), el personal trainer que golpeó el pasado sábado a un empleado de una empresa de seguridad privada.

Paz se mostró arrepentido en un video que grabó desde su departamento, donde está detenido por "lesiones y amenazas", y cumpliendo con el aislamiento de 14 días tras regresar de un viaje a Estados Unidos.



"A toda la sociedad y a todos los argentinos que vieron el video sepan que estoy arrepentido, soy un cobarde", aseguró.


PUBLICIDAD


En el video que dura poco más de un minuto también se refirió al presidente Fernández y reconoció que no tomó la real dimensión de las medidas de prevención dispuestas por las autoridades nacionales.

"A las autoridades y al Presidente por tomarse el tiempo de tomar cartas en este asunto (les digo) que no tomé real dimensión de las medidas de prevención", señaló.

Por último, Paz también le pidió perdón a su familia, amigos y vecinos "por esta situación" que les hace pasar.

El hecho, que quedó grabado por cámaras de seguridad, ocurrió cerca de las 21.20 del sábado pasado en un edificio situado en Rosales 2793, en la localidad de Olivos, cuando el vigilador identificado como Gustavo Granucci denunció la agresión por parte de Paz.




El ataque se produjo en la sala del vigilador, adonde Paz, que es inquilino en el edificio, se presentó visiblemente molesto y comenzó a insultar y golpear al empleado de seguridad porque éste le había advertido que no cumplía con el protocolo de sanidad dispuesto por el Gobierno Nacional.


PUBLICIDAD


Tras una indagatoria inédita por videollamada realizada el lunes último, el juez de Garantías 4 de San Isidro, Esteban Rossignoli, ordenó su detención formal que había sido solicitada por el fiscal a cargo de la causa, Martín Gómez, quien lo acusó de "lesiones y amenazas".

Además, a Paz se le inició un segundo expediente en el que interviene el juez federal 2 de San Isidro, Lino Mirabelli, por la posible infracción de los artículos 205 y 239 del Código Penal de la Nación, que contemplan la protección de la salud general y el delito de desobediencia.

El caso motivó la opinión del propio presidente Alberto Fernández, quien dijo que con hechos como éstos hay que ser "inflexibles" y que el agresor "debe pagar las consecuencias de lo que ha hecho".

Espacio Publicitario






 
Top