GuidePedia

= Foto: WEB = 
La hija de la vicepresidenta de la Nación compartió una publicación en Instagram en su última día en la isla. "No sé cómo decirle gracias a este país", escribió en Instagram. Entrá y mirá.



Florencia, la hija de la vicepresidenta Cristina Fernández y del fallecido ex mandatario Néstor Kirchner, agradeció este viernes a Cuba y a los médicos cubanos que la trataron en el último año en ese país caribeño y relató parte de lo que sufrió física y psíquicamente y que la llevó a dejar Argentina, adonde regresará el domingo próximo junto a su madre.


PUBLICIDAD



"No sé cómo decirle gracias a este país. No existe gracias para tanta carne, tanta cosa. O gracias a mi madre, por venir a buscarme. Tampoco sé cómo decirlo. Extraño como una loca desatada, pero me voy llorando. Yo me apego, yo trato", escribió Florencia en su cuenta de la red social Instagram.

Resaltó que se fue de "una Argentina sin Ministerio de salud", pero regresa "a una que lo tiene" y planteó: "Solo pienso en qué hubiese sucedido de haber esto ocurrido con el anterior gobierno. Llegaré, y por supuesto, estaré en casa. #GraciasCuba".

En su relato, Florencia describió parte de sus padecimientos y se refirió a su afección psicológica como "La Cosa", a la que adjudicó su "miedo" a moverse.

"Llegué con las piernas llenas de hematomas, dolores incesables. Pesando menos que el aire. Tan poco me movía y con tanto miedo lo hacía. Venía de ver médicos sin parar, pero La Cosa que me pasaba era nada. Molestias de nena para muchos profesionales. Llegué acá mirando mal a los médicos", contó vía Instagram.


PUBLICIDAD



Florencia destacó que en Cuba, finalmente, "después de mucho tiempo" fue "tratada como a una persona".


Ver esta publicación en Instagram

Llegué acá con las piernas llenas de hematomas, dolores incesables. Pesando menos que el aire. Tan poco me movía y con tanto miedo lo hacía. Venía de ver médicos sin parar, pero La Cosa que me pasaba era nada. Molestias de nena para muchos profesionales. Llegué acá mirando mal a los médicos. Y me la fui dando-la mente-contra los cajones, porque después de mucho tiempo se me trataba como a una persona. Empezaron a aparecer los diagnósticos. Fue muy difícil todo. No puedo escribir lo que quiero acá, Instagram no me da espacio. Tampoco sé si estoy preparada para escribir el nombre de algunas cosas y que las lea unx otrx. No hoy, no este viernes. Me enfermé física y psíquicamente. Fui paciente psiquiátrica con urgencias, eso sí, asumo que ya se sabe. Pienso en todas las personas que tuve contacto entre julio de 2016 y enero de 2019 y no me gusto yo. No eran mis palabras. No era mi ruido en la furia. Llegué a bloquear todas y cada una de las voces que batallaban en mis costillas por salir. Estaba agotada de vivir en un cuerpo, no quería más estar en uno, repito y repito en mis diarios. La carne mía en contra mía. Y ahora también, carne en esta foto, a la que al fin puedo dejar de ver como La Cosa y decirle: yo. No sé cómo decirle gracias a este País. No existe gracias para tanta carne, tanta cosa. O gracias a mi madre, por venir a buscarme. Tampoco sé cómo decirlo. Extraño como una loca desatada, pero me voy llorando. Yo me apego, yo trato. Decía Kat M: tratar cada cosa con toda la justicia que pueda. Eso. Tratar. También, otras cosas, que no puedo no resaltar: Me fui de una Argentina sin ministerio de salud, regreso a una que lo tiene. Solo pienso en qué hubiese sucedido de haber esto ocurrido con el anterior gobierno. Llegaré, y por supuesto, estaré en casa. #GraciasCuba ♥️
Una publicación compartida de Florencia Kirchner (@florenciakf) el


"Empezaron a aparecer los diagnósticos. Fue muy difícil todo. No puedo escribir lo que quiero acá. Instagram no me da espacio. Tampoco sé si estoy preparada para escribir el nombre de algunas cosas y que las lea unx otrx. No hoy, no este viernes. Me enfermé física y psíquicamente. Fui paciente psiquiátrica con urgencias, eso sí, asumo que ya se sabe", admitió.


PUBLICIDAD



Además, la hija de Cristina y Néstor Kirchner reseñó vivencias con las personas que tuvo contacto entre julio de 2016 y enero de 2019.

"No me gusto yo. No eran mis palabras. No era mi ruido en la furia. Llegué a bloquear todas y cada una de las voces que batallaban en mis costillas por salir. Estaba agotada de vivir en un cuerpo, no quería más estar en uno, repito y repito en mis diarios. La carne mía en contra mía. Y ahora también, carne en esta foto, a la que al fin puedo dejar de ver como La Cosa y decirle: yo", expresó en la publicación que la muestra junto a su madre.


PUBLICIDAD



A primera hora de la mañana, la Vicepresidenta anunció su regreso a Buenos Aires proveniente de Cuba junto a Florencia, quien se encontraba bajo tratamiento médico desde febrero del año pasado.

"En unas horas más, regresaré a Buenos Aires en el vuelo semanal de Cubana de Aviación con mi hija Florencia", publicó la ex presidenta en su cuenta de Twitter. La llegada de ambas está prevista para el domingo próximo.


Espacio Publicitario






 
Top