GuidePedia

Imagen
= Foto: La Arena = 

Personal policial llevó a cabo un allanamiento en la tarde del lunes en un predio rural ubicado en cercanías de El Durazno y comprobaron que allí funcionaba un coto de caza «trucho». En el lugar se secuestraron evidencias como cabezas de ciervo, varias armas de fuego largas, carne, una camioneta, entre otros elementos. El encargado del establecimiento fue detenido y liberado ayer, a disposición de la Justicia acusado de varios delitos.

El fiscal adjunto de la Oficina Unica del Ministerio Público Fiscal de la IV Circunscripción Judicial de Victorica, Juan Marcelo Cupayolo, confirmó que el procedimiento se llevó a cabo en un campo ubicado a poco más de diez kilómetros al oeste del puesto caminero de El Durazno, conocido como «Don Teodoro».



PUBLICIDAD



«Esto empieza como habitualmente ocurre, que vecinos alertan a la policía que observan movimientos extraños y sienten detonaciones. Hubo una investigación policial y desde la Comisaría Departamental de Telén nos solicitaron a la Fiscalía una orden de allanamiento que gestionamos ante el juez -Carlos Espínola- quien autorizó el procedimiento», reveló.

El funcionario judicial indicó que el allanamiento se realizó el lunes en horas de la siesta. La medida fue encabezada por el comisario Rubén Oscar Buri, jefe de la Comisaría Departamental de Telén, acompañado por personal del destacamento de Carro Quemado y del puesto policial El Durazno.



PUBLICIDAD


Elementos secuestrados

La información oficial revela que en el operativo lograron secuestrar numerosos elementos relacionados con la caza y que podrían determinar de la práctica en tiempos de cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno nacional. Entre ellos 22 cabezas de ciervos, entre las que había con felpa (lo que indica que practicaron la caza en época de veda) y algunas astas de volteo. En el lugar había varios freezer con mucha carne de ciervo jabalí.

Pero lo más importante son el hallazgo de seis armas largas (cuatro fusiles del 7,62 y dos carabinas calibre 22), todas con sus respectivas miras telescópicas y municiones. Asimismo elementos de la actividad cinegética como indumentaria, linternas, reflectores, un GPS y dos teléfonos celulares, entre otros. A eso se sumó la confiscación de una camioneta Ford Ranger, cabina simple, patente GBX-817.

«Se secuestraron numerosas evidencias, entre ellas varias armas largas que, mediante informes del Renar, nos pueden dar datos de quiénes son los propietarios y cómo llegaron a ese lugar», explicó el fiscal.



PUBLICIDAD


Hay evidencia

Para el fiscal Cupayolo hay evidencia como para suponer que funcionaba un coto de caza ilegal ya que no está inscripto como tal.

«Al detenido se le imputa infracción a la Ley Nacional 22421 de Protección y Conservación de Fauna Silvestre, y también es pasible de una medida administrativa por infringir disposiciones de la Ley Provincial 1194 de Conservación de la Fauna Silvestre», concluyó el funcionario judicial.


Espacio Publicitario






 
Top