GuidePedia

Imagen
= Foto: Infopico = 

Personal policial de Miguel Cané y de Toxicomanía de la Unidad Regional II secuestraron el lunes a la noche cerca de un kilogramo de hojas y cogollos de marihuana y dos plantas de cannabis sativa en una vivienda de la localidad. Dos hombres, padre e hijo, quedaron implicados en una causa por tenencia de estupefacientes, con la intervención de la Justicia Federal.

Fuentes de la dependencia de Miguel Cané indicaron que vecinos dieron aviso que hacía unos días percibían un «olor nauseabundo» en la zona. 



PUBLICIDAD



La policía realizó averiguaciones y dio con un muchacho de unos 22 años que tendría marihuana en su vivienda.

Cuando el personal se acercó a la casa, donde reside con su padre, el joven «terminó confesando que tenía dos plantas (de 1,80 metros cada una) de marihuana en el patio y que consumía esa sustancia. Le consultamos si tenía más, y nos entregó una caja donde estaba secando hojas y cogollos, que en total pesaba cerca de un kilo».



PUBLICIDAD



La policía secuestró las plantas, las hojas y los cogollos que fueron entregados en forma voluntaria por el muchacho. 

Tanto a él como al padre se les inició una causa por tenencia de estupefacientes con la intervención de la Justicia Federal.



Espacio Publicitario






 
Top