GuidePedia

Imagen
= Foto: WEB = 


El director de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico explicó que las subas del mes pasado llegaron a 110%, mientras que el año pasado el total fue de 76%. Los rubros que más vendieron.




Por la imposibilidad de salir que implicó en ciertos momentos la cuarentena por el coronavirus, en muchos hogares optaron por el comercio electrónico para comprar lo necesario. Eso se vio reflejado en un crecimiento exponencial de abril, superior a todo el año 2019.



PUBLICIDAD



El director institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, Gustavo Sambucetti, fue quien indicó en diálogo con Cadena 3 ese dato sobre la suba impresionante en el marco de la pandemia.

En ese sentido, explicó que el crecimiento del e-commerce en 2019 fue del 76%, mientras que en abril creció un 84%. Además, remarcó que cuando se liberaron todos los rubros para este tipo de comercialización -desde el 20 de abril-, el incremento fue del 110%.

“La gente empezó a incorporar este hábito un poco forzada por la situación. Pero, más allá de la coyuntura, le dio un salto al comercio electrónico que equivale a dos años de madurez”, graficó sobre la situación.



PUBLICIDAD



Sambucetti explicó que en un primer momento los productos esenciales, de supermercado y farmacia, reflejaron ventas virtuales en un escalada impactante: un 300% en las primeras tres semanas. En abril el rubro se estabilizó.

Lo que más creció en abril, según informó, fueron los productos tecnológicos y los relacionados a la vida en el hogar, vinculado por la permanencia en las casas y la necesidad de artefactos para el trabajo virtual, entre otros puntos.

“Computadoras para los que tienen que estudiar y trabajar desde las casas, impresoras, lavarropas, lavaderos. También mucho electrónica con cosas de cocina, máquinas para hacer pan”, ejemplificó.

Sambucetti reconoció que por los cuidados y las restricciones de la pandemia se genera “un cuello de botella” con demoras y dificultades para la logística de entrega de los productos.

“Estos crecimientos no son gratuitos en nivel servicio. Hay empresas que no estaban preparadas para este volumen de un momento para el otro. Se suma que las compañías de logística aplican protocolos sanitarios, con turnos espaciados y menos personas. Por lo que algo que demoraba dos días puede llevar hasta siete”, cerró.

Espacio Publicitario






 
Top